Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El payaso Jordi Pesarrodona, uno de los 'héroes' del independentismo / CG

El payaso y activista Jordi Pesarrodona, el más votado en las elecciones de la ANC

El exconcejal de ERC se ha impuesto a Dolors Feliu y Julià de Jòdar y opta al relevo de Paluzie, que se decidirá el 21 de mayo

2 min

El payaso, activista y exconcejal de ERC en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona) Jordi Pesarrodona ha sido el candidato más votado en las elecciones al secretariado nacional de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), por delante de la otra favorita, la abogada Dolors Feliu.

Pesarrodona rompió el carné de la formación republicana en protesta por sus acuerdos con el  PSOE y se presentó a las primarias de Junts Per Catalunya (JxCat) en las elecciones autonómicas de 2021. A pesar de su victoria, no tiene garantizada la presidencia de la entidad independentista, una de las grandes protagonistas del procés. Serán los 75 miembros del renovado secretariado nacional quienes decidan el próximo 21 de mayo al sucesor o sucesora de Elisenda Paluzie, que tras dos mandatos consecutivos, ya no podía volver a presentarse.

Primera fase

La entidad independentista ha cerrado este sábado a las 14 horas la primera fase del proceso electoral que debe llevar a la renovación del actual equipo directivo en un momento de máximo enfriamiento de relaciones con los partidos secesionistas. La ANC considera que estas formaciones no han sido capaces de implementar la independencia de Cataluña, por lo que aboga por presentar candidatura en los próximos comicios.

Según los resultados provisionales hechos públicos por la ANC, el candidato que ha obtenido más apoyos ha sido Pesarrodona, con 2.306 votos, seguido por Feliu, con 2.188, y el exdiputado cupero Julià de Jòdar, con 1.197.

Una vez renovados los actuales 75 secretarios nacionales, el próximo 21 de mayo se celebrará en Vilafranca del Penedès (Barcelona) el pleno de constitución del secretario nacional, donde se escogerá quién ocupará la presidencia de esta entidad soberanista durante un máximo de cuatro años