Menú Buscar
Radicales siembran el caos en Cataluña / EFE

Patronal y sindicatos apelan a "restablecer la convivencia" en Cataluña

Foment, Pimec, CCOO y UGT lanzan un comunicado conjunto en el que instan al diálogo y la colaboración entre instituciones

20.10.2019 11:15 h.
3 min

Patronal y sindicatos han instado a una reducción de la escalada de violencia en Cataluña tras las protestas por la sentencia del Tribunal Supremo. Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT han realizado un comunicado conjunto en el que piden “restablecer los espacios de convivencia y cohesión social”, mientras hacen una llamada al “diálogo y la negociación”.

“Una vez acabada la vía judicial, la política está obligada a encontrar los mecanismos para resolver la compleja situación en la que nos encontramos”, señalan los agentes económicos y sociales, que han unido fuerzas ante el clima de disturbios en Cataluña desde que el pasado lunes se hiciera pública la condena a los líderes independentistas por el 1-O.

Apelación a los partidos

Ante la tensión de las calles, patronal y sindicatos apelan a la responsabilidad de los partidos políticos a superar la confrontación de bloques. Asimismo, instan a recuperar la “normalidad institucional” para responder a las “necesidades sociales de la ciudadanía, que sufre una grave desigualdad económica”, así como a dar respuesta a la transformación de las empresas.

El comunicado manifiesta la necesidad de ahondar en “la construcción de una Cataluña de progreso y prosperidad”, para lo que deben tomar medidas desde las instituciones que fortalezcan el tejido empresarial y la “redistribución de la riqueza”. No obstante, también apela a retomar las negociaciones para encontrar soluciones “para las partes afectadas por el conflicto político”.

Seis noches de disturbios

El posicionamiento conjunto de patronal y sindicatos se produce tras la sexta noche de disturbios en Cataluña, asolada por las protestas violentas de grupos independentistas radicales en respuesta a la sentencia del Supremo.

De hecho, el comunicado se produce en paralelo a otra iniciativa liderada por el presidente del Parlament, Roger Torrent, que ha pedido la colaboración de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y de estos mismos agentes económicos para generar consensos que frenen la escalada de violencia.