Menú Buscar
Carles Puigdemont, Artur Mas y Francesc Homs, de izquierda a derecha.

El ‘pasteleo’ de Homs con el PP irrita a Puigdemont

Mientras el mandatario catalán muestra firmeza en su plante a la Conferencia de Presidentes, el portavoz de PDECat en el Congreso negocia de nuevo con los populares

3 min

¿Desconexión de España? De momento, la única desconexión existente en el mundo independentista se refiere a las distintas estrategias entre la vieja y nueva guardia convergente.

El penúltimo desencuentro entre el sector afín a Artur Mas --que sigue amagando con volver a ser candidato-- y el equipo de Carles Puigdemont --que, de momento, rechaza ser presidenciable en las próximas elecciones-- se refiere a la estrategia negociadora que el grupo parlamentario de PDECat en el Congreso está llevando a cabo. La decisión del portavoz, Francesc Homs, de negociar con el PP la salida de los convergentes del Grupo Mixto para constituirse en una agrupación parlamentaria independiente, ha dejado en evidencia la estrategia de Puigdemont, consistente en plantar al Gobierno español en la Conferencia de Presidentes que se celebrará el 17 de enero.

De esta forma, el mandatario catalán escenifica su rechazo a un Ejecutivo que se niega a negociar un referéndum sobre el futuro de Cataluña. Aunque ello entre en contradicción con la apuesta por el diálogo que está liderando el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, que acaba de reunirse con la vicepresidenta española Soraya Sáenz de Santamaría.

"Operación diálogo"

En el marco de esa “operación diálogo” en la que un Gobierno en minoría se ha embarcado, el PP ha exhibido esas conversaciones con Homs. Algo que, según ha podido saber Crónica Global, no ha gustado a Puigdemont. Ya es la segunda vez que el exconsejero de Presidencia, desterrado a Las Cortes, se muestra cómplice de los populares, pues el pasado mes de julio, los votos de PDECat permitieron que PP y Ciudadanos mantuvieran dos vicepresidencias en la Mesa del Congreso.

La creación de una agrupación parlamentaria independiente daría más visibilidad a PDECat en el Congreso, y eso es algo que urge a los convergentes frente al tirón mediático del portavoz republicano en el Congreso Gabriel Rufián, pero deslegitima el discurso de Puigdemont respecto a la necesidad de soltar lastre del Estado. Es decir, de optar por la política de hechos consumados --como pide la CUP-- en la hoja de ruta secesionista.