Menú Buscar
Artur Mas, Carles Puigdemont y Neus Munté, en el congreso de refundación de CDC:

Partit Demòcrata Català, el nuevo nombre de CDC

Las bases eliminan toda referencia nominal a Convergència y votan a favor del nomenclátor más polémico, pues se enfrentan a la amenaza de demanda por plagio

María Jesús Cañizares
2 min

Partit Demòcrata Català. Este es el nombre elegido por las bases convergentes, que ha borrado cualquier referencia nominal a la antigua Convergència. Este nomenclátor, el más polémico de los tres que han sido votados hoy en el congreso de refundación, se enfrenta a una posible demanda por plagio por parte Demòcrates de Catalunya, formación independentista escindida de UDC.

En una primera vuelta quedó descartado el nombre de Junts pel Catalunya, por lo que Partit Demòcrata Català --apoyado por dirigentes como Neus Munté, Josep Rull, Santi Vila o Carles Campuzano-- y Partit Nacionalista Català --este último del agrado de Artur Mas y Carles Puigdemont-- pasaron a la segunda vuelta. Ganó Partit Demòcrata Català con 871 votos frente a los 657 de Partit Nacional Català.

Se despeja así la gran incógnita de este cónclave convergente, que comenzó el viernes con mal pie precisamente por el intento del aparato de CDC de imponer dos posibles nombres que quedaron eliminados tras la rebelión de la militancia.

No descartan la DUI

Se define como un partido independentista y republicano, que no descarta la declaración unilateral de secesión como último recurso y que tendrá una presidencia bicéfala. Artur Mas aspira a ser el presidente y que Neus Munté sea la vicepresidenta. Ya de madrugada, las negociaciones entre las distintas corrientes del partido lograron pactar que esa presidencia no sea ejecutiva, para soslayar la incompatibilidad entre cargos institucionales y de partido, tal como imponía la militancia.

La nueva formación tendrá una ejecutiva con doce miembros, uno de los cuales será el coordinador general. Un cargo que Mas reserva para Jordi Turull, pero el contenido de ese organigrama se votará el próximo 23 de julio. Será entonces cuando se desvele si el sector representado por Germà Gordó aguanta el pulso. En breve decidirá si presenta candidatura.