Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona apaga la luz / EP

Partidos independentistas convocan un apagón eléctrico contra el "escándalo" de la subida de la luz

Los organizadores reclaman instrumentos propios para intervenir el mercado y "plantar cara a las eléctricas"

3 min

Algunos partidos independentistas como ERC y Bildu han convocado para el 8 de octubre un "apagón eléctrico" por el “escándalo” que supone la subida de la luz y para criticar la "inacción" del Gobierno de Pedro Sánchez en esta materia. Los convocantes denuncian que el Ejecutivo "solo ha adoptado medidas coyunturales y parches" para afrontar la escalada de los precios. La protesta se hará entre las 22.00 y las 22.30 e irá acompañada de una "gran cacerolada".

En una nota de prensa conjunta, ERC, Bildu, JxCat, Més per Mallorca, BNG, CUP y Més per Menorca han anunciado su intención de hacer un frente común contra el "oligopolio de las eléctricas y sus amenazas", y por "la inacción del Gobierno español a la hora de afrontar la estafa eléctrica de manera estructural".

Récord tras récord

La movilización se produce en un contexto en el que el precio de la electricidad en el mercado mayorista sigue imparable y este jueves marcará un nuevo máximo histórico por segundo día consecutivo tras alcanzar los 188,18 euros el megavatio hora (MWh), superando en un 9% el precio registrado el miércoles.

De acuerdo con el criterio de los partidos, el Ejecutivo de Pedro Sánchez "solo ha adoptado medidas cuando se ha visto obligado por la presión de la opinión pública y de las fuerzas políticas soberanistas y progresistas". También han criticado la actitud de las eléctricas, ya que “cuando se ha tomado una sola medida que afecta mínimamente a los beneficios de las grandes empresas, estas se rebelan, amenazan y chantajean no solo al Gobierno, sino a toda la ciudadanía que espera que su factura se vea aliviada".

Más poder

Los partidos independentistas lamentan que no cuentan con las herramientas e instrumentos “propios” para poder intervenir el mercado, para poder “plantar cara a las eléctricas” y para tomar todas las medidas que el Gobierno ni quiere ni se atreve a tomar.

En este sentido, consideran que la falta de “soberanía energética” les sale “muy cara a gallegos, catalanas y vascos”. “Es hora de que en la construcción de nuestras naciones, avancemos también hacia la soberanía energética que nos permita contar con sistemas propios que rompan con el oligopolio impuesto para construir desde lo público sistemas justos que respeten el bien y derecho esencial que es la electricidad”, añaden.