Los partidos catalanes defienden un pacto interno previo a negociar con Sánchez

Se marcan como reto trasladar a Cataluña el espíritu de consenso entre bloques irreconciliables que han permitido al PSOE ganar la moción de censura

Xavier Domènech (CeC), Inés Arrimadas (C's), Antón Costas (Círculo), Xavier García-Albiol (PP), Sergi Sabrià (ERC), Lluís Font (JxCat) y Miquel Iceta (PSC) en el Círculo de Economía, donde han apostado por un pacto interno / EFE
01.06.2018 21:16 h.
9 min

El voto de bloques políticos irreconciliables ha permitido a Pedro Sánchez ganar la moción de censura. Y es precisamente ese espíritu el que los partidos catalanes quieren hacer suyo. No será fácil. Independentistas y constitucionalistas discrepan sobre muchas cosas, entre ellas la existencia o no de fractura social o si la ley está por encima de la legitimidad, pero abren la puerta a un pacto interno, previo a la negociación con el nuevo Gobierno español. El conflicto es, admiten, un problema entre catalanes.

En ausencia de los líderes políticos españoles debido a la moción de censura celebrada en el Congreso, que ha deslucido la XXXIV Reunión del Círculo de Economía, la mesa redonda de dirigentes catalanes ha centrado la atención de las jornadas. “Necesitábamos esta foto, volver al diálogo entre vosotros”, dijo el expresidente del Círculo Anton Costas, que ejerció de anfitrión. Una ventana de oportunidad, aseguró, contra la “demonización” respecto al adversario.

Miquel Iceta (PSC), Inés Arrimadas (Ciudadanos), Lluis Font (Junts per Catalunya),  Xavier Domènech (Catalunya en Comú Podem), Sergi Sabrià (ERC) y Xavier García Albiol (PP) analizaron las propuestas contenidas en el documento del Círculo Tiempos disruptivos, nuevos liderazgos, favorables a un mayor autogobierno, un nuevo Estatuto con rango de “constitución catalana” –en el marco de la Constitución española-- y blindaje de la lengua catalana.

Arrimadas (Cs): “Diálogo interno”

Rompió el fuego Inés Arrimadas, quien coincidió con el Círculo en que existe “un problema entre catalanes”, no un problema “de Cataluña y España”. Pero discrepó respecto a la “judicialización de la política” que señala el Círculo en su documento. A su juicio, la solución a la crisis catalana pasa principalmente por “cumplir la ley” y por “un diálogo interno”. Arrimadas exigió que los independentistas reconozcan que “Cataluña somos todos”.

La líder de Cs en Cataluña exige “un ejercicio de realismo” al secesionismo y una rectificación ante la fractura social existente pues “no puede haber diálogo serio con el Gobierno español si no hay un compromiso de volver a la legalidad”.

Domènech (Catalunya en Comú): “Sí a una constitución catalana”

Domènech dijo que tras la moción de censura se inicia “una nueva etapa que implica una gran responsabilidad de todos los partidos. Se ha formado un nuevo Gobierno gracias al voto de bloques irreconciliables. Esta reflexión se debería ir imponiendo en el conjunto de la sociedad catalana y entre las fuerzas políticas catalanas. Nadie entendería que haya consenso en el Congreso y no en Cataluña”. El líder de los comunes está de acuerdo con denunciar la judicialización de la política, sinónimo de un fracaso, y apoya la sugerencia de una “constitución catalana” y de recuperar competencias perdidas tras la sentencia del Estatut mediante leyes orgánicas. Domènech pide “un gran pacto político en España y también en Cataluña”.

Lluís Font (JxCat): “No hay fractura social”

Lluís Font valoró la vocación humanista del documento, su lucha contra el fatalismo, pero también sus propuestas que, según dijo, “desearía que llevaran el membrete del Gobierno de España” –el presidente Quim Torra ya valoró positivamente este documento en su intervención del jueves--, aunque las considera insuficientes. El independentista cree que, junto a la legalidad, hay que hablar de legitimidad. Niega que haya fractura social, porque “lo que hay son discrepancias” y “personas que ejercen de pirómanos.

“Estamos muy interesados en un diálogo con quienes tienen voluntad de presentar propuestas efectivas”, dijo.

Albiol (PP): “El independentismo tiene posiciones inamovibles”

Para Albiol, “sí hay fractura social, y lo vemos cada día, aunque hoy no sea el debate”. Respecto al documento, valora positivamente la voluntad de recuperar la convivencia, la seguridad jurídica y el cumplimiento de la ley.

“¿De verdad creemos que el independentismo de Puigdemont se conformaría con más competencias o un mejor modelo de financiación? Sinceramente creo que no, los objetivos del independentismo hoy es el todo o no. El referéndum sí o sí”. El dirigente popular afirma que esos posicionamientos son inamovibles. Sin embargo, “las fuerzas constitucionalistas deberíamos ser capaces de apuesta lograr acuerdos mínimos, bajo unas reglas de juego que marca la Constitución”.

Iceta (PSC): "Reparto competencial y estatutos"

El primer secretario del PSC se mostró completamente de acuerdo con el documento del Círculo y valoró que alguien se dedique a hacer propuestas para hallar soluciones. “Es necesario un pacto entre catalanes para llegar a un pacto de Estado. Lo importante es la voluntad de hacerlo y que cuenten con el apoyo de dos tercios del Parlament”, dijo el socialista, partidario de transaccionar con el respeto a la legalidad como requisito previo. “La unilateralidad y la ilegalidad nos han llevado a un desastre social y situaciones personales dramáticas”, añadió. Iceta defiende un reparto competencial mediante una reforma constitucional federal y estatutos que, como dice el Círculo, que ejerza como una constitución catalana.

Al igual que Arrimadas, Iceta también apoya un pacto interno porque “no podemos esperar que las soluciones venga solo de una parte”. Por eso propone la creación de una comisión para analizar la situación, “sin prisa, porque no será fácil”.

“Eso no significa que no se tenga que hablar con el nuevo Gobierno español”, precisó Iceta, quien se refirió, como punto de partida, a la restitución de leyes catalanas impugnadas o las 46 propuestas para Cataluña que en su día presentó Puigdemont al Gobierno de Rajoy.

Sabrià (ERC): “Coser, tejer complicidades"

Sergi Sabrià invocó el espíritu de consenso que permitió aprobar el Estatut. “Pero muchas veces hemos encontrado un no al otro lado y con un Estado que ha ejercido la represión y la judicialización de la política”, en referencia al Gobierno español. No ve fractura social: “Somos conscientes que las propuestas que tenemos que hacer siempre tienen que dirigidas a un solo pueblo”.

“Recuperar las instituciones –añadió--, gobernar bien, para todos, es nuestro primer objetivo. La ciudadanía movilizada pide cambios e impulsar una república para todos y por eso debemos ampliar la mayoría social, nos falta mucho todavía para alcanzarla. Es la mejor manera para tener los mejores instrumentos para impulsar nuestros proyectos”.

“Coser, tejer complicidades entre partidos muy diferentes siempre ha sido nuestro objetivo. Para ayudar a todos. Estamos dispuestos a sentarnos en un mesa a hablar, pero sin apriorismos”, aseguró el republicano.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información