Menú Buscar
parlament

El Parlament vota hoy el rechazo de la sentencia del 1-O

La propuesta de resolución incluía el derecho a la autodeterminación pero el Tribunal Constitucional suspendió este punto

4 min

La propuesta de resolución (PR) presentada de manera conjunta por Junts per Catalunya, ERC y la CUP será votada hoy en el Parlament. El procedimiento es la fórmula que los independentistas han elegido para hacer frente, de forma unitaria y desde el punto de vista político, a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O.

La Cámara catalana votará la propuesta en la tarde del martes. El posicionamiento que engloba su contenido es el rechazo a la condena de una parte de los líderes del procés --los que no se encuentran huidos de la justicia--, y en ella se exige la libertad de los encarcelados, la vuelta de los políticos secesionistas prófugos y se denuncia la "deriva autoritaria del Estado". En un inicio, la PR también hacía referencia al derecho a la autodeterminación pero este punto fue suspendido días después de la presentación del escrito por el Tribunal Constitucional --con tirón de orejas al presidente del Parlament, Roger Torrent, incluido--.

Insisten en la autodeterminación

El texto inicial inculía un párrafo en el que se insistía en la "defensa del derecho a la autodeterminación y la reivindicación de la soberanía del pueblo de Cataluña para decidir su futuro político". Contra este punto se interpuso un incidente de nulidad por inconstitucional, un hecho que el alto tribunal avaló y, en consecuencia, suspendió. 

Ante ello, los tres partidos secesionistas representados en el Parlament catalán presentaron enmiendas como fórmula para burlar la decisión del Constitucional y votar --por enésima vez-- la autodeterminación catalana. Sin embargo, a pesar de que la propuesta de resolución fue conjunta, cada partido (JxCAT, ERC y CUYP) presentó una enmienda por separado por la falta de consenso entre ellos.

Desobediencia del Parlament

El alto tribunal, tras admitir a trámite esta petición de nulidad, recordó a Torrent los riesgos incurrir en desobediencia si el Parlament seguía adelante con este punto de la propuesta. El Pleno les comunicaba a él y a todos los miembros de la mesa de la Cámara catalana "su obligación de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada, apercibiéndoles de las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir". 

Ante la suspensión del párrafo sobre la autodeterminación, el presidente del Parlament se escudó en que la Mesa institucional que preside "no puede censurar ningún debate ni limitar los temas de los que quieran hablar, debatir y votar los diputados". Además, acusó al tribunal de querer "limitar el posicionamiento de los diputados" y aseguró que "no permitiremos que entre la censura por la puerta de este Parlament".