Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d), y su vicepresidente, Jordi Puigneró (2i), durante la segunda jornada del debate de política general, un día después de la intervención inicial del presidente Aragonès ante el pleno del Parlament / EFE

El Parlament rechaza un referéndum en este mandato con el 'no' de JxCat y la abstención de ERC

Los posconvergentes rechazan la propuesta de la CUP, al igual que el PSC, Catalunya En Comú, Vox y el PP; Ciutadans no participó en la votación.

Ricard López
5 min

El Parlament catalán ha rechazado este jueves, con el voto en contra de Junts per Catalunya (JxCat) y la abstención de ERC, una propuesta de resolución de la CUP que pedía a la Cámara comprometerse a celebrar un referéndum de "autodeterminación" en esta legislatura, y que instaba al Govern a "iniciar inmediatamente los debates y trabajos necesarios para garantizar su realización".

La resolución, que se ha votado en el Debate de Política General, no ha salido adelante porque sólo ha contado con 9 votos a favor de la CUP, por 33 abstenciones de ERC, y 87 votos en contra del PSC-Units, JxCat, Catalunya En Comú, Vox y el PP. Ciutadans (Cs) no ha participado en la votación.

El Parlament sí ha aprobado, en cambio, una propuesta de ERC y JxCat que reivindica llevar a cabo un referéndum acordado con el Estado.

Posibles consecuencias legales

Los cupaires exigían a Pere Aragonès que concretara una fecha para llevar a cabo un referéndum de secesión. Pero el presidente de la Generalitat adujo que primero hay que crear las condiciones propicias para ejercer la "autodeterminación" y, posteriormente, concretar cómo hacerlo y poner fechas.

Esta resolución de la CUP puede dar pie a un litigio judicial contra la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y el resto de miembros secesionistas de la Mesa, al haber avalado su tramitación haciendo valer la mayoría que tienen en este órgano. El PSC, Vox, Cs y el PP reclamaron a la Mesa, sin éxito, que reconsiderara la admisión a trámite de la propuesta.

Laura Borràs homenajeará a Quim Torra
Laura Borràs, presidenta del Parlament

Aprueban que el referéndum sea acordado

El Parlament, en cambio, ha considerado que el derecho a la "autodeterminación" es "la única vía democrática" para resolver el "conflicto político" del nacionalismo catalán. Esta propuesta, presentada conjuntamente por ERC y JxCat, se ha aprobado con los 65 votos a favor de los dos socios del Govern, 9 abstenciones de la CUP y 61 votos en contra del PSC, Vox, comuns, Cs y el PP

Asimismo, defiende que "sólo un referéndum acordado con el Estado español puede sustituir el mandato político del referéndum del 1 de octubre de trabajar para hacer real la república catalana".

"Nuevo embate democrático"

La declaración también pide al Govern "seguir trabajando con fortaleza para poder plantear un nuevo embate democrático que permita alcanzar la república catalana y la independencia".

Los dos socios del Ejecutivo autonómico --JxCat y ERC-- también han impulsado otra resolución, que ha salido adelante con el voto de los tres partidos independentistas, la abstención de los comuns y el 'no' del PSC, Vox, Cs y el PP, y que expresa la voluntad del Parlament "de culminar el camino hacia la república catalana para garantizar los derechos y libertades de la ciudadanía y como vía para construir un país justo, con igualdad de oportunidades y progreso".

Más 'zancadillas' por la "mesa de diálogo"

La nueva sesión del Debate de Política General sirvió para evidenciar, una vez más, las desaveniencias entre republicanos y posconvergentes. Así, el grupo parlamentario de JxCat se ha abstenido en una propuesta de resolución presentada por ERC que planteaba su apuesta por impulsar la mesa de diálogo entre los gobiernos central y autonómico.

La propuesta ha prosperado al contar con la mayoría que forman en el hemiciclo el PSC, ERC y los comuns --74 escaños--, que a su vez son tres de los cuatro miembros que se sientan en esa mesa.

JxCat, pese a ser muy crítica con la mesa, se ha abstenido, mientras que Vox, la CUP, Cs y PP han votado en contra.