Menú Buscar
El vicepresidente Pere Aaragonés (i), de ERC, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra (JxCAT) en el Parlament / JOB VERMEULEN

El Parlament rechaza abolir la monarquía y apoya un referéndum pactado

Los independentistas pierden seis votaciones en el Debate de Política General, donde los comunes han apoyado a JxCAT y ERC en una propuesta a favor del diálogo

09.10.2018 17:22 h.
3 min

Los independentistas han perdido su mayoría parlamentaria debido al empecinamiento de JxCat en no designar sustituto para sus cuatro diputados procesados y suspendidos. Y eso se ha reflejado en las propuestas de resolución del Debate de Política General (DPG), donde JxCat y ERC han perdido seis votaciones.

Así, la iniciativa de JxCat y la CUP de pedir la abolición de la monarquía y la reprobación del Rey por su papel en el referéndum del 1-O, ha contado con el apoyo de ERC, pero ha sido tumbada. Todas las miradas estaban puestas en Catalunya en Comú-Podem, que finalmente no ha acudido en auxilio de los independentistas.

Un referéndum

Sí lo ha hecho en una propuesta sobre la utilización de la vía del diálogo con el Gobierno español para pactar un referéndum sobre la autodeterminación de Cataluña. Los comunes han salvado esta iniciativa, que no incluye límites de tiempo ni ultimátums como los lanzados por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la primera jornada de este DPG. Torra aseguró que, si en noviembre no había una propuesta para ejercer el derecho a la autodeterminación encima de la mesa, dejaría caer al Gobierno de Pedro Sánchez en el Congreso. Tanto PDeCAT como ERC aseguraron desconocer ese ultimátum. Y ahí comenzaron las hostilidades entre JxCat y ERC.

La decisión de los convergentes de incumplir el acuerdo votado el pasado 2 de octubre, según el cual los seis diputados suspendidos por el juez Pablo Llarena designarían a un sustituto para mantener las mayorías, ha puesto a los socios de gobierno al borde del cisma y de un adelanto electoral. JxCat pretendía arrastrar a los republicanos en general y al presidente del Parlament, Roger Torrent, en particular, a la desobediencia. Pero Torrent ha aguantado la presión y, finalmente, ha hecho valer el informe de los letrados de la Cámara catalana, contrarios a la postura de JxCat, que consideraban inconstitucional.

Los cuatro diputados convergentes --Carles Puigdemont, Jordi Turull, Jordi Sànchez y Josep Rull-- han asumido que sus votos serían invalidados, como finalmente ha ocurrido, lo que ha dejado a los independentistas en minoría.