Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista general de la reunión de la Mesa del Parlament que ha decidido sobre las licencias de edad  / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

Los funcionarios con ‘licencias por edad’ deben reincorporarse al Parlament

La Mesa de la Cámara revoca el permiso retribuido a partir de los 60 años, aunque les brinda la posibilidad de teletrabajar el 100% de su jornada

2 min

La Mesa del Parlament ha aprobado en su reunión extraordinaria de este jueves revocar las licencias de edad, las conocidas como jubilaciones de oro de sus funcionarios. Tendrán que reincorporarse a su puesto de trabajo habitual a partir del próximo 1 de noviembre salvo algunos casos en concreto justificables --los que a partir de este septiembre les quede menos de un año para la jubilación forzosa, los que tengan a su cargo familiares con discapacidad o los que sufran enfermedades graves en el último año--.

Además, el secretario general --función que ahora desempeña el letrado mayor, Miquel Palomares-- tendrá la potestad de proponer vacantes en los casos en que el empleo haya desaparecido.

PSC, ERC y JxCat apoyan la medida

Las licencias de edad levantaron polvareda por el agravio comparativo que suponía respecto al resto de funcionarios de la Administración catalana. Permitían cobrar el 100% del salario sin trabajar a partir de los 60 años si se habían trabajado como mínimo 15 e la institución.

Vallas de seguridad ante la sede del Parlament / CG
Vallas de seguridad ante la sede del Parlament / CG

PSC, ERC y JxCat han apoyado la medida, que también incluye la posibilidad de que este grupo pueda teletrabajar el 100% de su jornada. Ha recibido la negativa de los comunes y de Vox, y la abstención de CUP y Cs. Tras este paso burocrático, la propuesta deberá ser ratificada en la comisión de Asuntos Institucionales, encabezada por el socialista Jordi Terrades.

Está reunida este jueves, pero no podrá asumir el debate porque primero se requiere el acuerdo del Consejo de Personal de la Cámara.

Reducciones laborales actuales

A partir de ahora, los funcionarios del Parlament sólo podrán reducir de forma paulatina su jornada laboral a partir de los 60 años. Es decir, cuando les queden cinco años para la jubilación legal.

En estos caos, la Cámara catalana pagará el 100% de las cotizaciones a la Seguridad Social de estos trabajadores.