Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una comparecencia anterior / EP

Ni a Roures ni a nadie: Colau 'pincha' con su veto a los paraísos fiscales

El Ayuntamiento de Barcelona ha aplicado a cero empresas el protocolo antiblanqueo de capitales y fraude fiscal que presentó a bombo y platillo en 2016

5 min

Ni a Grupo Mediapro ni a nadie. El Ayuntamiento de Barcelona, que comanda Ada Colau, ha vetado a cero empresas en cuatro años por operar, con su sede o mediante filiales o empresas pantalla, en paraísos fiscales. El gobierno municipal de Barcelona en Comú y PSC ha dejado en papel mojado el decreto contra el blanqueo y el fraude fiscal que presentó a bombo y platillo en 2016. Cuatro años después, el texto ha servido para excluir de concursos públicos a un total de cero empresas.

El pinchazo del decreto de alcaldía promulgado por el anterior Ejecutivo local [consultar aquí] lo ha reconocido la concejal de Comercio, Mercados, Régimen Interno y Hacienda, Montserrat Ballarín, en la comisión de Economía celebrada hoy miércoles, 20 de mayo, en la Ciudad Condal. La electa ha admitido que "los paraísos fiscales son una lacra que nos afectan a todos", aunque ha concedido que ninguna empresa ha sido apartada de concursos públicos del ayuntamiento por operar en jurisdicciones fiscales favorables. "No se han podido excluir compañías, ya que la legislación vigente no lo facilita. Pero sí que publicamos la lista para sacudir consciencias. Al menos, que la gente lo sepa", ha señalado la concejal. 

ERC pide reactivarlo

En una pregunta en el marco de la comisión, el grupo municipal de ERC ha pedido al gobierno municipal reactivar el decreto de alcaldía. Para ello, los independentistas han indicado que "se ofrecen a trabajar juntos" para luchar contra la evasión y la elusión fiscal. "No puede ser que el dinero público acabe en bolsillos de gente que no paga los impuestos donde debería", ha señalado el edil Jordi Castellana.

Ballarín ha recogido el guante y ha constatado que "la lucha contra los paraísos fiscales es más lenta de lo que nos gustaría" y que los ayuntamientos "no cuentan siempre con las herramientas necesarias para emprenderla". La concejal ha puesto en valor, no obstante, el trabajo de investigación de uso de paraísos fiscales que realizan los técnicos municipales y en colaboración con entes externos, como la oenegé Intermón-Oxfam.

¿Se aplicará a Mediapro?

El debate en la comisión municipal del miércoles llega después de que el concejal de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, también ex primer ministro francés, sacara los colores a Barcelona en Comú por sus negocios con Grupo Mediapro "a la vez que critica a las grandes empresas del Ibex 35". Lo hizo Valls en el marco de la comisión extraordinaria por el fracasado concierto de los balcones contra el coronavirus, que se debía celebrar organizado mediante subvención a dedo de 250.000 euros al grupo que fundó Jaume Roures.

El ejecutivo local de Barcelona pretendía adjudicar la opaca ayuda pública sin publicidad ni concurso pese a que Mediapro reconoció en 2018 haber operado en al menos un paraíso fiscal: Panamá. Lo hizo para pagar un soborno a cambio de derechos audiovisuales. Ello afloró en el marco del caso Fifagate. Ese episodio acabó con una multa de 21 millones de euros al conglomerado audiovisual. Ya este año, el fiscal del Distrito Este de Nueva York (Estados Unidos), que lidera la acusación en el proceso por corrupción en el seno y entorno del gobierno del fútbol mundial, ha imputado a Gerard Romy, ex consejero delegado en Mediapro, por fraude fiscal y otros cuatro delitos. Sostiene el ministerio público que una filial en Estados Unidos del grupo, Imagina US, operó en el centro de entramado criminal que, también, utilizó paraísos fiscales de forma continuada.

Destacadas en Política