Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grafiti nacionalista en la escuela Turó del Drac de Canet de Mar (Barcelona) / EP

La familia de Canet que pide castellano: "Nadie quiere ser héroe, queremos ser padres"

"Debemos vencer esa espiral de silencio", afirman en un escrito bilingüe en el que acusan al Govern de azuzar el odio y en el que se desmarcan de las manifestaciones que se hagan en su nombre

10 min

La familia de Canet de Mar (Barcelona), en el punto de mira de los independentistas por pedir que se aplique las sentencias que ordenan impartir un 25% de horas lectivas de castellano en la escuela, ha escrito una carta en catalán y castellano en la que agradecen los apoyos recibidos, explican su sufrimiento, elogian la labor de la tutora del menor y llaman a vencer la "espiral de silencio". Sin embargo, se desmarcan de cualquier de manifestación que se haga en su nombre. 

En su escrito, titulado Stand up for your rights (levántate por tus derechos), en homenaje a Bob Marley, explican que "somos la familia de Canet de Mar de la que se ha estado hablando durante la semana pasada por haber solicitado, como tantas otras familias catalanas, la educación bilingüe en castellano y en catalán. No es nuestro interés irrumpir en la escena pública. Por ello pedimos que se respete nuestra voluntad de no convertirnos en un elemento mediático. Gracias de antemano".

Dar el paso

"Llevábamos tiempo debatiendo en casa si pedir o no la escolarización bilingüe: “Ahora no es el momento”, “El ambiente está muy crispado”, “El nacionalismo...”, “El procés...”, “¿Nos señalarán?”, “¿Nos amenazarán?”, “¿Nos harán bullying?”, “Tiene sólo 3 añitos”. Ya os podéis imaginar. Llegó la pandemia y cuando atenuó decidimos dar el paso. En marzo de este año le pedimos a la Asamblea por una Escuela Bilingüe, (la AEB) que nos asesorará en la petición ¡Gracias AEB! Nosotros confiamos en las instituciones y por eso acudimos a ellas", relatan en el escrito.

La familia deja claro que "si los Gobiernos incumplen la ley, los ciudadanos podemos reclamar nuestros derechos ante los Tribunales. Es lo normal en una democracia. Y nos gusta que el sistema funcione. El Govern --y no sólo él-- miente cuando explica que el modelo legal en Cataluña es el de inmersión lingüística. Esto es falso. Los Tribunales han dicho que cuando hay dos lenguas cooficiales (com a casa nostra!) la enseñanza debe impartirse de forma vehicular en un mínimo del 25% para cada una de las dos lenguas y el resto debe repartirse en función de la realidad sociolingüística del centro o la presencia de otras lenguas extranjeras (¡Qué no os engañen!)".

Sentencia del TSJC

"Así debe hacerse --añaden-- en todo el sistema educativo de Cataluña desde noviembre de este año después de que una sentencia del TSJC lo estableciera definitivamente. Por lo tanto, el debate sobre la escuela de Canet de Mar carece de sentido. ¿Si se ha de aplicar en toda Cataluña, qué más da si toca o no ahora en Canet de Mar? Definitivamente, el calendario no es nuestro amigo. Nos ha tocado a nosotros ser los primeros a los que les corresponde aplicar lo del 25% después de que se ordenase a la Generalitat cambiar el sistema educativo catalán". Los afectados recuerdan que "el derecho a una escolarización bilingüe se nos reconoció en octubre y el Govern ha considerado ahora que era el momento de interrumpir la “calma tensa” después del procés, agitar las banderas, convocar manifestaciones de protesta y señalarnos como culpables de querer acabar con el catalán. ¡A nosotros!".

Cambray asegura que el Gobierno no ejecutará la sentencia que tumba la inmersión
El consejero de Educación, Josep González Cambray (ERC) / EP

También se dirigen de forma directa al consejero de Educación, Josep González Cambray (ERC), quien ha pedido a los directores de los centros que no hagan caso a la justicia y se ha personado en varias ocasiones en la escuela El Turó del Drac con convocatorias de prensa para mostrar su malestar con la decisión del centro de cumplir con el mandato judicial. "Volem fer-li unes preguntes al Conseller d'Educació: si al seu Departament li van notificar a octubre la interlocutòria en la qual el Tribunal requereix a la Direcció del Centre de Canet de Mar a què faci el 25% d'hores lectives en espanyol a la nostra classe i no la va recórrer (malgrat que tenia dret a fer-ho), ¿Per què ha vingut a l'escola de Canet a protestar per l'aplicació de la interlocutòria i ho ha fet ara i no en els casos d'altres pares? ¿Vol escalfar l'ambient per a les protestes? No podem donar-li les gràcies per atiar sentiments d'odi entre la població perquè la nostra família està patint".

Gracias a la tutora

"Ara ens interessa recuperar el bon ambient. I volem dirigir-nos a la tutora classe. Creiem que ets una magnífica professional, estem absolutament segurs i a gust amb la feina que fas amb els nens. La teva predisposició, les teves atencions cap a la nostra criatura, i ens consta que cap a la resta dels alumnes, són una tranquil·litat per a nosaltres. Estem segurs que faràs igual de bé les activitats tant en català com en castellà. Mil gràcies per l'esforç". Asimismo, mandan un mensaje al resto de familias con los que comparte aula su hijo: "También queremos decirles a los padres de la clase que, ¡compañeros! no estamos en contra del catalán, lo amamos, y disfrutamos de la gran riqueza que comporta para nosotros como individuos y como sociedad. Pero somos bilingües, y también amamos el español. La nostra motivació no és altra que l'espanyol també formi part de l'activitat educativa, amb normalitat, de la mateixa manera que passa a la societat catalana. I per això és millor tenir dues llengües vehiculars enlloc d'una".

"Y a los padres que nos han mostrado su apoyo: ¡Muchísimas gracias chic@s! Todo esto ha sido una gran experiencia para nosotros. Sentir el odio, la intimidación, las amenazas, el señalamiento en la propia piel es muy duro. Hemos tenido ganas de llorar muchas veces. Os agradecemos los gestos, pero os queremos pedir un poquito más. Lo que nos decís en privado hacerlo en público también. Nadie quiere ser héroe (desde luego nosotros tampoco), ¡queremos ser padres!, pero para que nuestra sociedad sea libre debemos vencer esta espiral de silencio que nosotros mismos creamos", afirman. 

Solidaridad

La familia de Canet de Mar indican que quieren "expresar nuestra gratitud a todas aquellas personas que nos han dado ánimos durante estos días. Hemos notado el sentimiento de solidaridad de mucha gente de Cataluña y del resto de España y, por ello, nos sentimos muy afortunados de vivir en una sociedad así y pedimos a todo el mundo que mantenga la serenidad y las reglas que facilitan la convivencia. Por eso, en estos momentos, nuestra familia no apoya ninguna movilización que se convoque relacionada con su caso. Con el nudo todavía en la garganta, hemos llegado a la siguiente conclusión: hay que dejar de tragar y tragar y tenemos que ser capaces de ser valientes para decir lo que uno piensa, levantarse para hacerlo y reclamar democráticamente nuestros derechos. Es tiempo de construir una escuela de todos, inclusiva de verdad. Como decía Bob, Stand up for your rights".

Esta demanda de la familia ya ha tenido repercusión. Ha sido paralela a otra petición, la de la presidenta del Parlament, Laura Borràs (JxCat), a Cambray de que intervenga las escuelas cuyas direcciones decidan no exponerse a las consecuencias de incumplir las sentencias judiciales y aplicar el 25% en las escuelas. Una exigencia que se carga la autonomía de los centros y que también tiene consecuencias políticas. Genera más tensión entre los dos partidos que comparten el Ejecutivo catalán, ERC y JxCat, una unión que ya está debilitada. Fue el propio vicepresidente, Jordi Puigneró (JxCat), el que avisó este fin de semana que la estabildad del Govern está en juego por las contínuas pullas entre los socios. Ahora, su compañera de filas suma otra.