Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los padres de alumnos son muy críticos con la gestión del consejero de Educación del Govern, Josep Bargalló / EP

Los padres de alumnos arremeten contra la improvisada vuelta al cole de Bargalló

FAPAC exige más recursos, directrices claras y un plan de choque para evitar las desigualdades provocadas por el aumento de la brecha digital durante el confinamiento

6 min

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Cataluña (FAPAC) critica la improvisada vuelta al colegio anunciada ayer por la Consejería de Educación, pues entiende que no va acompañada de más recursos, directrices claras y un plan de choque para evitar las desigualdades provocadas por el aumento de la brecha digital durante el confinamiento.

Según anunció el consejero Josep Bargalló, durante el mes de junio se mantendrán las actividades lectivas de forma telemática, pero se abrirán los centros de aquellos municipios que estén en fase 2 para ofrecer refuerzo y orientación al alumnado que lo necesite. 

Falta un plan de actuación

FAPAC lamenta que el Departamento "no asuma la responsabilidad de elaborar un plan de actuación dotado de recursos para que los centros educativos puedan seguir las medidas de prevención estipuladas para la finalización del curso 2019-2020 y el inicio del curso 2020-2021". Considera que es la Consejería la responsable de "garantizar que todos los centros educativos puedan desplegar las medidas anunciadas que, entre otras cosas, determinan que la ratio máxima por aula es de 13 alumnos en la etapa infantil y Primaria y de 15 a la educación Secundaria".

Delegar esta responsabilidad a las direcciones de los centros supone un perjuicio para aquellos centros con más dificultades que, en muchos casos, no cuentan con los recursos ni la infraestructura suficiente para poder desplegar las medidas anunciadas. Para la federación es indispensable que el Departamento de Educación trabaje para garantizar que todo el alumnado puede volver a las aulas en condiciones de igualdad.

Voluntariedad

Para la FAPAC, la voluntariedad de asistir al aula presencialmente durante el mes de junio "conlleva un alto riesgo de que aquel alumnado con más necesidades académicas y emocionales no pueda aprovechar este recurso". En este sentido, la federación alerta de que hay alumnos de entornos vulnerables que están teniendo muchos problemas para mantener el vínculo con la escuela "y no hay ninguna garantía de que durante el periodo de asistencia presencial voluntaria a los centros educativos durante el mes de junio este alumnado pueda retomar este vínculo. Es indispensable que se dote de directrices claras a todos los centros educativos para que puedan acoger el máximo alumnado posible no sólo durante el inicio del curso siguiente, sino también en la finalización del curso actual. La falta de un plan de actuación en este sentido, puede conllevar que sólo una parte del alumnado disfrute de este apoyo y orientación que se ofrecerá a los centros educativos".

Por esta razón, las asociaciones que forma parte de FAPAC instan al Govern a determinar "qué niveles educativos tendrán prioridad a la hora de asistir a los centros para terminar el curso escolar. Para que las direcciones puedan hacer una correcta organización, es indispensable cuantificar aquel alumnado que deberá hacer un retorno a las aulas para poder planificar el uso de espacios, la distribución del equipo docente en función del número de alumnos que habrá que atender presencial y telemáticamente, y las medidas higiénicas que se deberán tomar para evitar posibles contagios tanto del alumnado como del profesorado y el resto del personal que tenga que desplazarse al centro".

Seguridad

La falta de concreción se hace extensiva, a su juicio, al formato del retorno a las aulas para el curso 2020-2021. Educación aseguró que la asistencia durante el próximo curso será obligatoria, pero no aclaró "si mantiene la voluntad de aplicar un sistema híbrido a partir del cual la asistencia presencial del alumnado se hará de manera alterna para poder cumplir con las ratios máximas estipuladas como medida de seguridad".

En este sentido, la federación alerta de que "la única manera de garantizar el derecho a la educación de todo el alumnado en condiciones de igualdad es a través de la educación presencial, por lo que se convierte en urgente que el Departamento desarrolle inmediatamente un plan para que el retorno de todo el alumnado en las aulas sea lo antes posible. Para la FAPAC, los cuatro meses de antemano que tiene el Departamento hasta el inicio del próximo curso "es tiempo suficiente para ofrecer un plan que destine todos los recursos disponibles a hacer posible la presencialidad de todo el alumnado".

Destacadas en Política