Menú Buscar
Quim Torra recibe el saludo del presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), en presencia de los republicanos Pere Aragonés y Sergi Sabrià / EFE

El pacto entre PDeCAT y ERC incluye el compromiso de no convocar elecciones

El documento con el contenido del acuerdo de ambos partidos para consensuar una vía que asegure el Govern se hará público en los próximos días

05.10.2018 09:03 h.
3 min

Mantener a Quim Torra como presidente de la Generalitat de Cataluña y evitar elecciones. Estos son dos de los puntos esenciales del acuerdo entre el PDeCAT y ERC para continuar con el voto delegado de los políticos independentistas en prisión y huidos. La idea se encaminaría a que la legislatura liderada por Torra se extendiera hasta julio de 2019. La fecha estimada para conocer la sentencia del Tribunal Supremo sobre el referéndum ilegal y el intento de secesión de Cataluña.

Fuentes parlamentarias aseguran que los acuerdos alcanzados ayer se desarrollarán ampliamente y se redactarán en un documento que estabilice y asegure la gobernabilidad en el territorio, después del conato de cisma vivido ayer en el Parlament.

Bases del pacto

El texto se hará público en los próximos días, según han asegurado fuentes de ERC y JxCAT a El Confidencial. El contenido vendría a ser una nueva hoja de ruta consensuada y compartida basada en cuatro grandes conceptos con gran relación entre sí.

Además de no convocar elecciones hasta conocer la sentencia del Supremo y mantener a Torra como president, las bases del pacto pasarían por aprobar los presupuestos catalanes que preparan los republicanos para preservar la estabilidad del Govern. El cuarto punto sería rebajar la tensión a nivel parlamentario central, es decir, en el Congreso de los Diputados, después de que Torra lanzara un ultimátum a Pedro Sánchez para que pusiera fecha a la independencia de Cataluña.

Un “parche" necesario

Desde el PDeCAT creen que el pacto con ERC es un “parche” que evita un nuevo proceso electoral que no sería favorable para el partido y que desgastaría --aún más-- la imagen del independentismo. Un movimiento cuyas últimas semanas se han caracterizado por la división entre los partidos secesionistas y el desencanto político de la ciudadanía, que se siente traicionada por los representantes en el gobierno.

De hecho, los portavoces de grupo parlamentario Sergi Sabrià (ERC) y Eduard Pujol (JxCAT) tuvieron que pedir disculpas de manera pública a los votantes por la imagen ofrecida.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información