Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo / EP

El Pacto de Estado por la Industria sale adelante mientras el catalán sigue embarrancado

Luz verde a las bases de un proyecto negociado por 30 organizaciones empresariales y sindicales, basado en la sostenibilidad, la digitalización, la innovación y la energía

5 min

El Foro de Alto Nivel de la Industria Española ha aprobado este lunes las bases del Pacto de Estado por la Industria, que el próximo miércoles comenzará su tramitación parlamentaria. Mientras el Plan Nacional por la Industria de Cataluña sigue bloqueado, las 30 organizaciones empresariales y sindicales que forman parte del Foro, presidido por la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha dado luz verde a los ejes que deben permitir afrontar los retos de la transición industrial y energética que marca la Unión Europea. Entre estos destacan la sostenibilidad, la digitalización, la innovación, el capital humano y la formación, la financiación, la energía, la logística y la internacionalización. Todo ello con la finalidad de que la actividad industrial y productiva aporte el 20% del PIB nacional.

En materia de sostenibilidad, el Plan pretende promover modelos de negocio socialmente responsables y comprometidos con la protección del medio ambiente, garantizando el equilibrio entre sostenibilidad y competitividad para aprovechar todas las oportunidades ligadas a la transición ecológica en términos de empleo y negocio, mientras se minimiza el riesgo que pueda suponer en determinadas áreas industriales, todo ello con el objetivo de consolidar las empresas y el empleo industriales en el territorio. Para ello se potenciarán planes de estímulo temporales en sectores con efecto tractor y de alta tecnología, y se fomentarán actividades industriales de regeneración, reciclaje, aprovechamiento de residuos y refabricación.

Industrialización digital

También se prevé desarrollar un Plan de Industrialización Digital, orientado a la Industria 4.0 y a la ciberseguridad, así como un Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, con un enfoque de I+3D (Investigación, Desarrollos, Demostración y Despegue). El Pacto de Estado incluye sistemas formativos y planes de estudio para aumentar la empleabilidad, promoviendo la formación dual, tanto universitaria como de formación profesional.

Se avanzará en una auténtica unidad de mercado, a escala nacional y europea, eliminando duplicidades, ineficiencias y burocracia, simplificando trámites, garantizando la seguridad jurídica y mejorando la calidad y la aplicación de las normas, estándares y certificaciones. Está previsto eliminar los obstáculos (de índole fiscal, laboral, mercantil, contable...) que desincentivan la creación y desarrollo de la empresa industrial, fomentando la profesionalización de la gestión empresarial en todos sus aspectos, promoviendo e incentivando desde la Administración el incremento del tamaño, con criterios de transparencia y eficiencia.

Financiación

Se mejorará y diversificará la financiación empresarial, en especial para aquellas empresas con mayores dificultades, y se avanzará en las sinergias entre la competitividad del sector industrial y la transición energética, garantizando el suministro de energía para la industria a un precio competitivo. El Pacto contempla desarrollar la intermodalidad en el transporte de mercancías ferroviario, aéreo y marítimo, y fomentar la expansión de la oferta industrial española en los mercados exteriores, con especial énfasis en la diversificación hacia países de alto potencial dentro y fuera de la Unión Europea.

El próximo miércoles 29 de junio cuatro representantes del Foro presentarán las bases en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados.

Por el contrario, el Pacto Nacional por la Industria (PNI) encara su recta final, pero todavía no hay consenso con los agentes sociales. Tal como publicó Crónica Global, la falta de ambición de la Consejería de Empresa ha obligado a los sindicatos catalanes a reorientar sus prioridades para depositar sus esperanzas en un ámbito de concertación de alcance nacional.