Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manuel Bustos, exalcalde de Sabadell, en una imagen de archivo / EFE

Un exdirigente vinculado a Bustos esquiva la cárcel tras ser condenado por malversación

Paco Fernández, exgerente de consorcios del Vallès Occidental, cambia sus tres años de prisión por trabajos comunitarios

4 min

La Audiencia Provincial de Barcelona ha suspendido el ingreso en prisión de Paco Fernández, exconcejal del Ayuntamiento de Sabadell y exgerente de tres consorcios del Vallès Occidental, tras haber sido condenado a tres años de cárcel por malversación y falsedad documental. A cambio, cumplirá dos años de trabajos comunitarios, tal como pidió la Fiscalía en contra del criterio de la acusación popular y particular del denominado caso Mercurio.

Fernández, exconcejal con ICV y PSC, desvió 32.877 euros de fondos públicos a gastos particulares entre 2011 y 2012, mientras que el exalcalde Manuel Bustos se benefició de 326 euros, que se pagaron por su asistencia a un congreso del PSOE en Andalucía, y que aceptó devolver.

La acusación recurre

El exgerente municipal acató la pena de tres años de cárcel y seis de inhabilitación pactando con la Fiscalía, que accedió a pedir la suspensión de su ingreso en un centro penitenciario a cambio de esos dos años de trabajos en beneficio de la comunidad y de no delinquir en al menos cinco años, así como su compromiso de participar en un curso de ética y moral en los negocios.

El Consejo Comarcal y la plataforma Sabadell Lliure de Corrupció, en su calidad de acusación popular y particular, respectivamente, aceptaron la condena a Fernández, pero no la suspensión de su pena de prisión. Por ello, han anunciado que presentarán recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), al entender que Fernández no ha realizado un esfuerzo económico al devolver el dinero y que su mal estado de salud no ha sido acreditado, además de estar acusado de delitos de corrupción en otras piezas separadas del caso Mercurio. Asimismo, reclaman su encarcelamiento como medida "ejemplificadora".

Uso personal de dinero público

Fernández, para quien la Fiscalía pedía inicialmente 12 años de cárcel, aceptó de conformidad la condena por malversación y falsedad documental tras reconocer que desvió fondos del Consorcio para la Gestión de Residuos del Vallès Occidental, el Consorcio de Turismo del Vallès Occidental y el Consorcio para el Empleo y la Promoción Económica del Vallès Occidental, de los que fue gerente hasta 2014.

El procesado admitió haber malversado dinero público falsificando dietas o gatos de viaje y utilizando para fines particulares las tarjetas de crédito de que disponía como gerente. Ha devuelto la suma desviada, además de pagar una multa de 1.080 euros.

Hechos probados

En la sentencia de conformidad notificada a las partes, la magistrada del Tribunal del Jurado de la Audiencia de Barcelona mantiene la condena, pero acuerda suspender la ejecución de las penas de prisión al entender que concurren los requisitos establecidos en el artículo 80.3 del Código Penal.

La magistrada, asimismo, considera probados los hechos y condena a Fernández a un año y seis meses de prisión por un delito continuado de malversación de caudales públicos y a cuatro años de inhabilitación especial para empleo o cargo público. Además, impone al procesado un año y seis meses de prisión por un delito continuado de falsificación documental y a dos años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público.