Menú Buscar
El rey Felipe VI ha recibido esta mañana en la Zarzuela a Pablo Iglesias, secretario general de Podemos.

Pablo Iglesias propone un Gobierno junto al PSOE e IU con él de vicepresidente

El líder de Podemos traslada al Rey su decisión de "tomar la iniciativa y dar un paso adelante" para superar "el inmovilismo y el bloqueo"

Redacción
3 min

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado este viernes que ha trasladado al Rey que su voluntad de formar "el Gobierno del cambio" junto al PSOE e Izquierda Unida, un Ejecutivo "plural" que debería tener una composición "proporcional" a los resultados del pasado 20 de diciembre. En ese Gobierno, el propio Iglesias ocuparía la vicepresidencia.

"Hemos decidido tomar la iniciativa y dar un paso adelante. En este momento no caben medias tintas. O se está por el cambio o por el inmovilismo y el bloqueo", ha dicho Iglesias en rueda de prensa en el Congreso tras su audiencia con Felipe VI.

La presidencia de Sánchez, "una sonrisa del destino"

El líder de Podemos ha considerado que el PSOE no puede gobernar en solitario con los resultados obtenidos el 20-D, que ha subrayado que son "los peores de su historia". De hecho, ha destacado que "la posibilidad de que Pedro Sánchez sea presidente es una sonrisa del destino que siempre tendrá que agradecer".

En todo caso, Iglesias ha admitido que todavía no ha iniciado negociaciones con el PSOE en esa línea puesto que, por "lealtad institucional" y para evitar "filtraciones", la primera persona a la que ha informado --después de la dirección de Podemos y los líderes autonómicos-- es el jefe del Estado.

Domènech, ministro de Plurinacionalidad

El secretario general de Podemos se ha mostrado partidario de la creación de un Ministerio de Plurinacionalidad que no vería mal que ocupara el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, muy próximo a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Iglesias ha defendido que la presencia de miembros de En Comú Podem en el Gobierno ayudaría a solucionar las tensiones en Cataluña, especialmente cuando esta formación --coaligada a Podemos-- fue la más votada en esta Comunidad el 20-D.

El referéndum no es una "línea roja"

El líder de la formación morada ha reiterado su intención de celebrar un referéndum independentista en Cataluña, aunque no lo ha planteado como una condición ineludible para llegar a un pacto con el PSOE.

"No debatimos con líneas rojas, pero todo el mundo entenderá cómo han votado los catalanes el 20 de diciembre", ha indicado.

Flexibilizar los objetivos de déficit

Iglesias ha propuesto un plan de choque con "medidas urgentes" para aplicar en los 100 primeros días de gobierno. Se trataría de un paquete de actuaciones principalmente en el ámbito social con acciones destinadas, entre otras cuestiones, a frenar los deshacios, parar los cortes de suministros, luchar contra la violencia machista y promover el empleo.

A más largo plazo, el dirigente de Podemos ha puesto el acento en la necesidad de cambiar la política económica, defendiendo una senda de reducción del déficit público más suave de la prevista actualmente. Otro de los puntos que ha señalado como objetivo es la neutralidad de los medios públicos de comunicación.