Menú Buscar
Pablo Casado con Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal / FOTOMONTAJE DE CG

Pablo Casado arrasa en Cataluña

El candidato a la presidencia del PP se impone con gran distancia entre los avalistas del PP catalán, por delante de Cospedal y Sáenz de Santamaría

5 min

Pablo Casado gusta en el PP catalán. En número de avales, para presentarse como candidato a la presidencia del PP, ha arrasado en Cataluña, a una larga distancia de las dos candidatas que tienen más opciones en el conjunto del partido, María Dolores de Cospedal, que queda en segundo lugar y Soraya Sáenz de Santamaría, en tercera posición. Aunque los datos no se desagregan por comunidades, las fuentes consultadas dan fe de esa distancia, en un territorio que ha sido testigo de las enormes diferencias entre Cospedal y Sáenz de Santamaría, y que puede suponer, de hecho, la gran cuestión que centre las primarias internas del PP para sustituir a Mariano Rajoy.

Una de las disputas entre las dos candidatas se ha centrado en el conflicto político en Cataluña. Mariano Rajoy apostó, ofreciéndole todo el poder, por su vicepresidenta en el Ejecutivo. Le dio el mando en Cataluña, y ésta optó por Enric Millo como delegado del Gobierno en Cataluña. Se trataba de conducir la llamada operación diálogo, con encuentros con la sociedad civil, y con aproximaciones sobre todo aquello que se pudiera acordar, excepto el referéndum de autodeterminación.

Las urnas del 1-O

Tras la moción de censura protagonizada por Pedro Sánchez, el entorno de Mariano Rajoy ha culpado a la propia Sáenz de Santamaría de no encauzar el conflicto, que supuso la celebración del 1-O, a pesar de que el Ejecutivo había reiterado que no habría urnas, y que no se iba a organizar ningún referéndum. Pero hubo urnas, y cargas policiales para impedir las votaciones. Y de eso ha hecho bandera todo el independentismo.

Desde el sector de Sáenz de Santamaría, en cambio, se ha culpado a Cospedal de aupar y mantener el apoyo del presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, que no habría sabido conectar con el electorado popular, con unos desastrosos resultados el 21D, con sólo cuatro diputados, perdiendo el grupo propio en el Parlament.

Casado, ¿como Zapatero?

Ante ese debate, ha surgido la opción de Pablo Casado, vicesecretario del PP, y cuya voluntad inicial era, con su candidatura, incentivar que otros pesos pesados dieran un paso al frente, en concreto Alberto Nuñez Feijóo. Al no producirse esa circunstancia, Casado va con todo a por la presidencia del PP, y, como ocurrió con Rodríguez Zapatero en el PSOE, podría tener serias opciones.

Casado es el que más avales ha presentado, unos 5.000, por los 3.200 de Cospedal, mientras que Sáenz de Santamaría no los ha concretado, avalada por buena parte del Gobierno de Mariano Rajoy. En esa operación de recogida de avales, los afiliados del PP catalán han optado con claridad por Casado.

Montserrat, con Cospedal

El aparato del partido, sin embargo, se inclina por Cospedal, o, por lo menos, eso se destila de algunas decisiones. Y es que Dolors Montserrat, la exministra de Sanidad, hija de Dolors Montserrat, una de las figuras de siempre del PP catalán, dirigirá la campaña de primarias de Cospedal. También le es fiel a Cospedal el presidente del partido, García Albiol. Todo abierto, pero sorpresa inicial con Casado en Cataluña.

Pese a ese recuento inicial de avales, fuentes del PP indican que no hay pistas serias para intuir un ganador o ganadora, porque el poder orgánico ya no cuenta como hace unos años. La cuestión es que acabarán decidiendo los compromisarios del PP, en el Congreso del 20 y 21 de julio, entre los dos precandidatos que se sitúen en primer lugar, y que se votarán, por la militancia, el 5 de julio.