Los otros almirantes de la Barceloneta que no 'tocará' Colau

La alcaldesa de Barcelona elimina la calle Almirante Cervera, pero deja las vías de homenaje a los jefes de la Armada Aixada, Barceló y Churruca

Elogio de esa ignorancia tan catalana
17.04.2018 00:00 h.
4 min

Son los otros tres almirantes de la Barceloneta que no tocará Ada Colau. El barrio marinero de Barcelona tiene al menos otras tres vías dedicadas a navegantes con el mismo rango que el de Pascual Cervera y Topete, cuyo nombre fue eliminado y cambiado por el de Pepe Rubianes el sábado.

A escasos metros de la calle Almirante Cervera, el antiguo núcleo pescador presenta la vía Almirante Aixada. ¿A quién está dedicada? Rafael Aixada, nacido en Sant Feliu de Guíxols (Girona), fue un teniente general que sirvió en la marina española en el siglo XVI. Asedió Argel (Argelia) con doscientas naves y 20.000 hombres. No consta que la comisión de nomenclatura de Barcelona, que preside el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, haya propuesto su sustitución.

Barceló, el que asedió Gibraltar

Más cercano al Paseo Marítimo de Barcelona se sitúa la calle Almirante Barceló. Está dedicada a Antonio Toni Barceló, almirante mallorquín de la Real Armada Española y que fue reconocido por su rol en el sitio de Gibraltar (1779), durante la cual el navegante inventó las lanchas cañoneras para tratar de recuperar el peñón.

Más céntrica que las anteriores es el homenaje de la Barceloneta a Cosme Damián Churruca. La calle que lleva el nombre de este almirante fallecido durante la batalla de Trafalgar es contigua a la plaza del Poeta Boscà, uno de los principales espacios abiertos del área. En su caso, la vía Almirante Churruca recuerda al marino brigadier y alcalde de Motrico (Guipúzcoa), su municipio natal, que perdió la vida a bordo de la nave San Juan Nepomuceno, apresada por el ejército inglés durante las hostilidades en alta mar. 

'Olvidos' de Colau

Además de soslayar estas tres calles situadas cerca de la del Almirante Cervera, a quien la alcaldesa tildó de "facha" durante el cambio de nombre el sábado, el gobierno de Ada Colau ha cometido otros deslices con el nombre de las calles. BComú rechazó nombrar una pieza del espacio público como Miguel Ángel Blanco, en homenaje al concejal del PP asesinado por ETA en 1997. Lo hizo en mayo de 2017 tras una propuesta de los populares.

La comisión de nomenclátor también ha rehusado cambiar el nombre a la plaza Sabino Arana pese al controvertido pasado del líder nacionalista vasco del siglo XIX. El grupo, del que también forman parte la concejal Gala Pin y el técnico de BComú Marc Andreu, sí rebautizó la plaza Juan Carlos I como Cinc d'Oros; Llucmajor como de la República; el espigón de la Mar Bella como Antonio Gutiérrez, por El Guti; la calle Aviador Franco como José Aranguren y la plaza de la Hispanidad como Pablo Neruda.

Comentar
leborgne 17/04/2018 - 10:13h
Por este y otros ejemplos, da la impresion de que esta munícipe (¿o será munícipa?) desprecia cuanto ignora, como diría el poeta...
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información