Las otras 'crisis políticas' de Operación Triunfo: de Nina a Alfred

Los protagonistas del programa han sido objeto de críticas y se han visto inmersos en polémicas vinculadas principalmente con el nacionalismo

Aitana Ocaña con una camiseta amarilla junto a Isidre Sierra, el alcalde de su pueblo natal, Sant Climent de Llobregat / INSTAGRAM
25.04.2018 00:00 h.
9 min

Operación Triunfo es todo un fenómeno social. El formato del programa, que va más allá de la experiencia artística, genera que los espectadores puedan conocer con más detalle las personalidades y convicciones políticas de los participantes. Y, en consecuencia, opinar y criticarlas.

Algunas de las afirmaciones de los concursantes y profesores de la academia más famosa de España se han convertido en polémicas de alcance nacional, en las que exdirigentes políticos como el mismo Arnaldo Otegi han dado también su opinión.

La última controversia ha ocurrido este semana, cuando el representante de España en Eurovisión, Alfred García, regalaba el libro España de mierda a su compañera Amaia Romero. El libro, escrito por el también músico Albert Pla, es una crítica al sistema cultural nacional. El debate ha tomado tales dimensiones que ambos artistas han tenido que justificarse mediante un vídeo difundido en las redes sociales.

La directora ‘convergente’

nina

La directora de la primera y segunda edición de Operación Triunfo, Nina, se presentó en 2003 en la candidatura de la extinta CiU en Lloret de Mar.

En pleno auge del secesionismo en Cataluña, en 2014, la antigua directora de la academia del programa de televisión dio una entrevista en el Diari de Mallorca donde aseguraba que se sentía poco independentista: “No me considero especialmente independentista. Soy catalana y me siento catalana, amo mi lengua y mi cultura. Sin embargo, mis abuelos eran andaluces, y amo mucho Andalucía".

La artista también sostenía que se "sentiría parte de una Cataluña independiente", y matizaba que apreciaba "la lengua castellana y los lugares con ese idioma donde siempre me han tratado muy bien”.

De productos comerciales a activistas

Participar en Operación Triunfo significa firmar una serie de contratos televisivos, publicitarios y discográficos en los que hay poco margen de decisión. Se trata de un programa de televisión y se busca sacar la mayor rentabilidad a la inversión inicial que se hace con los candidatos a convivir en la academia.

Esto explica el viraje profesional de muchos de los concursantes. Algunos de los casos más evidentes son el de Beth Rodergas y Elena Gadel. Beth Rodergas pasó de representar a España en Eurovisión con el tema comercial Dime a optar por un género más de autor. Elena Gadel también se inició en la música comercial. Al salir del programa formó el grupo Lunae junto a las dos otras concursantes Tessa y Marey con el que lanzaron el hit Hipnotizadas. En la actualidad, ha hecho una elección profesional más vinculada al teatro catalán con participaciones en series de la televisión pública autonómica.

Tanto Rodergas como Gadel han accedido a participar en campañas a favor del catalán como “lengua común”. En el caso de la exrepresentante de España en Eurovisión también ha participado en el concierto por la liberación de los políticos y activistas en prisión preventiva por su presunta vinculación con el referéndum ilegal del 1 de octubre.   

Gadel, por su parte, aparece en la última campaña de Plataforma per la Llengua en la que se pide fomentar el uso de la lengua catalana.

¿Una vasca en Eurovisión?

Ainhoa Cantalapiedra fue la compañera de Beth Rodergas y Elena Gadel en Operación Triunfo y la concursante que ganó aquella edición del concurso televisivo.

El hecho de que una vasca pudiera representar España en Eurovisión encendió las alarmas en el nacionalismo vasco. El exdirigente de Herri Batasuna Arnaldo Otegi insinuó que había “un amaño” del PP para que “el año que viene todos los vasquitos” tuvieran que animar a la concursante.

Ainhoa

Finalmente, y pese que Ainhoa se erigió con el título de vencedora del programa, fue la catalana Beth Rodergas la que ganó la votación para hacer de embajadora patria en el certamen europeo.  

El jersey amarillo de Aitana

Una de las primeras apariciones públicas de Aitana Ocaña fuera de la academia se produjo junto al alcalde del PDeCAT Isidre Sierra de su localidad, Sant Climent del Llobregat, que rendía homenaje a la triunfita.

Aitana eligió un jersey amarillo para dicha ocasión que fue el objeto de críticas por la vinculación que se ha hecho entre este color y la causa en solidaridad de los autodenominados “presos políticos”.

La catalana contestó en un entrevista en El Mundo que se puso la “primera ropa” que encontró en el armario. "¿En serio no me puedo vestir ahora del color que quiera por ser una persona pública?", dijo para zanjar la polémica.

Manu Guix no olvida el 1-O

El profesor más querido de la academia y que lleva desde la primera edición enseñando a los concursantes es Manu Guix.

El pianista ha preferido mantener en un segundo plano sus posiciones políticas, pero durante la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre, Guix vertió sus opiniones en caliente en la red del pájaro azul: “No lo olvidaremos nunca, no tienen vergüenza ni perdón”, “ya he votado, ¡viva la democracia siempre!”

El discurso del rey Felipe VI también consiguió sacarle de sus casillas: “Su majestad el rey se ha pasado la condena a los actos violentos por su ojete real. Vaya puta mierda de discurso”.

El himno de ‘Els Segadors’

Uno de los momentos más polémicos de la última edición fue cuando Alfred García y Nerea Rodríguez cantaron el himno de Els Segadors en directo dentro de la academia.

nerea alfred

Lo que fue un gesto espontáneo fruto de la convivencia se convirtió en otra polémica en las redes. La canción fue percibida como un acto de apoyo a la independencia de Cataluña.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información