Menú Buscar
Josep Borrell durante su entrevista para el programa en inglés 'Conflict zone' de la cadena por satélite Deutsche Welle / TWITTER

La otra polémica de la entrevista a Borrell

Tras referirse a la “represión” independentista, el periodista Tim Sebastian citó las tesis de José Antonio de Yturriaga sobre Gibraltar “torticeramente”, según asegura el diplomático

30.03.2019 00:00 h.
7 min

Semana intensa para la diplomacia española. Al manifiesto de 41 senadores franceses en el que se denunciaba la represión sufrida por los presos independentistas catalanes, se sumaron los requerimientos del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien instó por carta al Rey de España a pedir disculpas por los abusos de la conquista. A estas dos crisis se sumó una tercera que tiene que ver tanto con el conflicto secesionista como con la relaciones internacionales españolas.

Se trata de la entrevista que el periodista británico Tim Sebastian hizo el pasado día 28 en la TV alemana Deutsche Welle al ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. Las preguntas relativas al procés y a la reforma de la Constitución indignaron a Borrell, quien decidió plantar al periodista. Fue lo más llamativo de una entrevista en la que también se abordó la cuestión de Gibraltar. Y de forma “torticera”, según asegura a Crónica Global el diplomático José Antonio Yturriaga, que fue mencionado por Sebastian.

Borrell se marcha en mitad de la entrevista con Sebastian

“En un alarde de periodismo sectario, malintencionado y pleno de prejuicios”, asegura Yturriaga, el periodista “partía de la idea preconcebida de atacar la justicia y la democracia españolas”. Así, tras referirse al juicio que se sigue en el Tribunal Supremo y “acusar al Gobierno español de ser el responsable de los ataques a Yemen, de la coalición liderada por Arabia Saudita, que ha producido numerosas víctimas, por haber firmado un contrato para el suministro de unas pocas bombas de precisión”, Sebastian trató el tema de Gibraltar en relación con el Brexit.

El periodista señaló que “uno de los más experimentados diplomáticos españoles, José Antonio de Yturriaga, había afirmado en el marco de la Conferencia de la ONU sobre Derecho del Mar que Gibraltar tenía derecho a aguas jurisdiccionales”.

José Antonio Yturriaga Barberán, ex embajador de España

José Antonio Yturriaga Barberán, exembajador de España

El exembajador asegura a este medio que “semejante afirmación es inexacta, por no decir que es falsa”: “Ni yo, ni ningún otro miembro de la delegación española en la Conferencia, hizo semejante aserto”.

El hecho en que se basaba Sebastian era que, en octubre de 2010 –cuando Yturriaga ya estaba jubilado y no desempeñaba función oficial alguna–, escribió un artículo titulado Aguas de Gibraltar, que distribuyó entre sus compañeros diplomáticos para alentar un diálogo con vistas a un posible cambio de la posición española sobre las aguas de Gibraltar.

Derecho del Mar

En él aludía a la existencia de diversos informes de la Asesoría Jurídica Internacional en los que “se dejaba constancia de la falta de fundamento jurídico de la tesis negatoria de las aguas de Gibraltar” y mantenía que el Gobierno “debería reconsiderar su posición y reconocer que Gibraltar tenía derecho a aguas jurisdiccionales”. Este reconocimiento –derivado de las obligaciones impuestas por la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar, en la que tanto España como Gran Bretaña son partes– reforzaría, a juicio de Yturriaga, “la posición de España a la hora de negar con suficiente base jurídica la soberanía de Gran Bretaña sobre la parte del istmo que ocupa ilegalmente, ya que no fue cedida ni por el Tratado de Utrecht ni por cualquier otro instrumento jurídico, y sobre sus aguas adyacentes”. Recuerda que el aeropuerto de Gibraltar se halla construido en esa parte del istmo, y que sus pistas se internan en unas aguas de la Bahía de Algeciras que no le pertenecen.

La mención de Picardo en la ONU

Yturriaga incluyó el artículo en su blog, pero no fue “consciente de que su contenido quedaría al alcance de cualquier internauta”. Así, el primer ministro de Gibraltar, Fabián Picardo, tuvo acceso a él y lo citó en una sesión de la IV Comisión de la Asamblea General de la ONU para criticar la posición de España. “Ahora, Sebastian ha vuelto a utilizar torticeramente mi nombre para atribuirme algo que nunca dije”, añade el diplomático y profesor universitario, quien se ha puesto en contacto con Borrell para clarificar este asunto. Yturriaga mantiene una relación fluida con el ministro de Exteriores español, quien a principios del pasado mes de febrero le envió un correo electrónico para agradecerle su carta de protesta dirigida al Trinitty College de Dublín por la participación de Carles Puigdemont en la conferencia Independencia, nacionalismo y democracia, celebrada el 29 de enero.

Yturriaga ingresó en la carrera diplomática en 1963. Fue secretario de embajada en Liberia, cónsul en Düsseldorf, asesor jurídico internacional, consejero cultural en Portugal, jefe de la Asesoría Jurídica Internacional, secretario técnico, embajador en Irak, Rusia e Irlanda, presidente del Consejo Superior de Asuntos Exteriores, representante permanente ante la ONU en Viena... Y es autor de numerosas monografías sobre Derecho Internacional.