Menú Buscar
El presidente catalán, Carles Puigdemont, en el una sesión plenaria del Parlamento catalán. / EFE

El otoño caliente catalán en 12 claves

El referéndum unilateral será el protagonista del nuevo curso político, junto a la cuestión de confianza de Puigdemont, la presión del TC y la amenaza de nuevas elecciones en Cataluña

28.08.2016 22:30 h.
6 min

1. El Referéndum Unilateral de Independencia (RUI): Sin duda, el gran protagonista de este otoño, que sustituye a la llamada declaración unilateral de independencia (DUI) en el debate secesionista. La continuidad del pacto de Junts pel Sí y la CUP depende de un compromiso, por parte de los primeros, de convocar esa consulta no negociada con el Gobierno español. Los antisistema exigen que se celebre en junio de 2017.

2. Las negociaciones entre Puigdemont y la CUP: El presidente catalán, Carles Puigdemont, se reunirá en los próximos días con representantes de la CUP para forzar el deshielo y lograr que los antisistema le apoyen en la cuestión de confianza que él mismo propuso tras el veto a los presupuestos de 2016. El RUI será una pieza clave de las negociaciones.

3. La Diada: La celebración del 11 de septiembre se convertirá de nuevo en una jornada de exaltación independentista, jaleada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que este año va más allá y promueve el referéndum unilateral de independencia. Ni PP ni Ciudadanos acudirán a los actos oficiales.

4. La cuestión de confianza de Puigdemont: El presidente de la Generalitat se someterá por voluntad propia a una cuestión de confianza en el Parlamento catalán, después de que sus socios de la CUP rechazaran los presupuestos de 2016. Si pierde la votación, Cataluña estaría abocada a un nuevo adelanto electoral.

5. Los Presupuestos de 2017: Tan importante como superar la cuestión de confianza es lograr que los antisistema den apoyo a las cuentas de la Generalitat para 2017. Una segunda votación perdida en este caso también obligaría al gobierno autonómico a dimitir, esto es, a adelantar elecciones.

6. La alianza de izquierdas liderada por Colau: La alcaldesa de Barcelona pilotará una confluencia de izquierdas en la que participarán formaciones como ICV y la órbita de Podemos en Cataluña. Este bloque supone una seria amenaza para los independentistas, de ahí la fuerte presión sobre los comunes para que se sumen al RUI.

7. El TC versus Carme Forcadell: Los avances del proceso secesionista en el Parlamento catalán van a ser seguidos muy de cerca por el Tribunal Constitucional (TC). En el punto de mira de este Alto Tribunal está la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, por haber dado luz verde a la votación sobre las conclusiones de la Comisión del Proceso Constituyente, en contra de la prohibición del TC.

8. El pulso entre ERC y PDC: Pese a ser socio de gobierno, las tensiones entre ERC y el Partit Demòcrata Català (PDC) no paran de crecer. Los republicanos, que se consolidan en las urnas, marcan perfil a costa de la antigua CDC, que va a la deriva. En paralelo, la formación que lidera Oriol Junqueras tiende puentes con esa confluencia de izquierdas a modo de inversión de futuro.

9. El temido adelanto electoral en noviembre: Si las negociaciones con la CUP no prosperan, el ejecutivo autonómico se vería obligado a adelantar elecciones, pues el resto del arco parlamentario ya ha manifestado por activa y por pasiva que su apoyo pasa por la renuncia al procés. Los rumores de convocatoria de elecciones en noviembre --no se pueden convocar hasta que no haya transcurrido un año desde los anteriores comicios catalanes, que fueron el 27 de septiembre de 2015-- no han dejado de crecer en los pasillos del Palau de la Generalitat.

10. El escenario político nacional: La situación política en el resto de España influye en las estrategias de los partidos catalanes. Sigue la incertidumbre respecto a la investidura de Mariano Rajoy o las terceras elecciones generales en un año. En cada contienda, PDC se hunde, ERC crece y Podemos se consolida en Cataluña.

11. La renovación del PSC: Los socialistas catalanes, que celebrarán su congreso los días 4, 5 y 6 de noviembre, tampoco quieren quedar al margen de un hipotético frente de izquierdas que desplace a los independentistas. De ahí que el aparato del partido, liderado por Miquel Iceta, proponga un referéndum a la canadiense y haga guiños a Podemos a través de Núria Parlon, valor en alza; algo que no agrada a los sectores menos soberanistas del partido.

12. La supervivencia de UDC: Los democristianos también celebrarán su congreso, en este caso el 1 de octubre, pero este cónclave es el más decisivo de su historia. La ruptura con CDC, la pérdida de representación parlamentaria y los gravísimos problemas económicos amenazan la supervivencia de la histórica formación, que ha perdido a sus principales referentes: Josep Antoni Duran i Lleida, Joana Ortega y Josep Maria Pelegrí.