Menú Buscar
El empresario Oriol Soler, uno de los 'cerebros' del movimiento independentista catalán / CG

Oriol Soler: "Yo creé el relato del 'procés" en Cataluña

El cerebro del proceso independentista revela que el Govern decidió no parar el 1-O al mediodía porque "los muertos no serían su culpa"

25.10.2018 09:33 h.
6 min

El empresario catalán Oriol Soler, el cerebro comunicativo del proceso independentista en Cataluña, al fin habla claro. El presidente del grupo cooperativo SOM, la antigua Cultura 03, ha denunciado hoy jueves que Hacienda investiga sus mercantiles por participar en la cocina del órdago independentista de 2017, que incluyó el referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia (DUI) fallida del 27 de octubre del mismo año.

En una entrevista en RAC1, el gurú secesionista ha admitido que "empezó a colaborar con el movimiento independentista [eufemismo del anterior Gobierno catalán, encabezado por el prófugo Carles Puigdemont] en mayo de 2017". Se le encargaron, ha admitido "tareas de creación de relato", entre las que se incluyeron la idea de asociar el concepto de separación de España a democracia. De hecho, Soler se ha adjudicado la autoría de este relato, aunque no ha aclarado si el anterior Govern le pagó por ello o por alguna de las otras tareas de "comunicación" que realizó.

"Los muertos no serán culpa nuestra"

El editor ha revelado también que el 1 de octubre de 2017 hubo una reunión del Gobierno catalán a mediodía en la que se debatió parar la consulta ilegal en Cataluña. "Nos van a matar", ha admitido el empresario que dijo alguien. "Si hay muertos no será culpa nuestra", respondió otra persona. Soler ha agregado que el Ejecutivo que encabezaba Carles Puigdemont, hoy prófugo de la justicia en Bruselas (Bélgica), dejó avanzar la cita electoral prohibida pese a las cargas policiales "porque se valoró el esfuerzo que estaba haciendo la gente". Ese ahínco no fue sin embargo espontáneo. "Todo estaba organizado, todo. Desde el censo a las urnas, de las que había tres pares de los cuales dos no se utilizaron hasta la ocupación de las escuelas y las papeletas", ha admitido.

Intervención policial durante el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña / EFE

Intervención policial durante el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña / EFE

Algo distinto pero con un resultado similar ocurrió, según Soler, el jueves 26 de octubre de 2017, el día antes de que Puigdemont declarara la independencia unilateral en el Parlamento catalán. "Hubo una reunión entre el Gobierno y otras personas. Llegó una persona de Madrid y dijo que cinco personas distintas le habían dicho que estaban preparados para la guerra", ha indicado el empresario y editor. Al ser inquirido sobre si este mensajero fue el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, el activista no ha querido contestar. Sí ha precisado Soler que "todos se fueron a dormir pensando que Puigdemont convocaría elecciones autonómicas el 27-O, pero tuvo que cambiar de opinión por el incumplimiento del Gobierno en la mediación". Según él, "aunque hubo dudas sobre si declarar una DUI o no, con partidarios de dar un golpe sobre la mesa y otros que argumentaban que no había mimbres, y que éstos no estaban alineados al milímetro en el PDeCAT y ERC, Puigdemont siguió adelante porque algo tenía que hacer. Actuó como un hombre de estado".

"El CNI filtró mi reunión con Assange"

El que se considera uno de los ideólogos del proceso independentista en Cataluña ha aprovechado su entrevista para acusar también al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de filtrar a la prensa una reunión que mantuvo con el ciberactivista Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres (Reino Unido) el 9 de noviembre de 2017. "Una de las empresas de mi grupo tiene una filial en Londres. Pues bien, aprovechamos una visita a la firma para visitar a Assange. La seguridad de la embajada española en Londres la lleva una empresa española. Creo que fue un empleado de esa empresa, en connivencia con el CNI, el que filtró la información de la reunión y las fotos. ¡Si llegaron a salir imágenes de mi pasaporte", se ha quejado el activista.

La reunión de Oriol Soler con Julian Assange en Londres el 9 de noviembre de 2017 / CG

La reunión de Oriol Soler con Julian Assange en Londres el 9 de noviembre de 2017 / CG

El editor no ha querido explicar cómo se organizó el intento de separación de Cataluña de España perpetrado por el anterior Gobierno catalán, pero sí ha dado algunas pistas. "Hubo tres capas de organización. Una de ellas era informal; otra, semiformal y una tercera era completamente formal", ha desvelado Soler. Sin dar nombres, el empresario ha subrayado que todo estaba "milimétricamente organizado", aunque ha admitido que "pasó miedo", ya que a partir del 1 de octubre "el Gobierno decidió que iba a la guerra". Ello, sea verdad o no, no lo ha amedrentado. "Pienso que tenemos que hacer tres cosas. Una, gobernar. Dos, convencer al 40% de la población de Cataluña de que no deben tener miedo a la independencia. Yo no quiero la secesión con el 40% en contra. Y tres, prepararnos para más confrontación con el Estado", ha remachado.