Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bomberos de la Generalitat, en una protesta en Barcelona para pedir mejoras laborales / EFE

Querella contra el Govern por las oposiciones a bombero

Aspirantes a funcionario denunciarán a la Generalitat de Cataluña por dos delitos tras unas pruebas en las que un test psicológico excluyó al 44%

4 min

Denuncia por la vía penal contra una dirección general del Gobierno de la Generalitat de Cataluña por las oposiciones a bombero. Aspirantes a funcionario se querellarán mañana contra la administración autonómica por dos delitos, si esta no rectifica. Lo harán después de que un polémico test de detección de psicopatologías excluyera al 44% de candidatos.

Han informado de ello fuentes cercanas al caso y lo ha confirmado un portavoz de los afectados, que son hasta 488 candidatos a bombero. Los estudiantes de oposiciones a efectivo antiincendios denunciarán penalmente a la Dirección General de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos (DGPEIS) por dos presuntos delitos: manipulación y ocultación de información y vulneración con dolo de los derechos de los aspirantes.

Casi la mitad fuera tras un test de psicopatologías

Los afectados por la controvertida prueba psicológica, que ya ha sido retirada de la venta tras una tormenta política en Cataluña, acuden a los tribunales, según un portavoz "para detener el proceso de selección". Aseguran que sus derechos se vieron vulnerados cuando en la información de las oposiciones no figuraba la realización de un test de psicopatologías.

Dicho examen excluyó al 44% de los candidatos. Éstos han recibido notificaciones individuales en las que se les comunican presuntas patologías como psicoticismo, abuso de alcohol y drogas, neuroticismo o descontrol emocional, entre otros supuestos desajustes.

Opacidad

Hay más. Los 488 de los 1.094 candidatos a bombero de la Generalitat excluidos alegan que en las bases de las oposiciones jamás se describieron los factores de valoración clínicos de la evaluación psicológica del tercer ejercicio.

Por contra, las bases sí preveían una evaluación competencial que no tuvo lugar en los ejercicios de las oposiciones, cuyos exámenes fueron el 20 de septiembre. Alegan los perjudicados que la Dirección General, que comanda Manel Pardo, exjefe de los Bomberos del Ayuntamiento de Barcelona, "obró de mala fe" al suplantar un test clínico por un presunto test competencial, que es lo que fijaban las bases de las oposiciones.

"Que un juez revise lo que está pasando"

Tras el convulso examen, que según los aspirantes debe ser anulado, la jefatura de Bombers borró notas publicadas y negó el acceso a las correcciones individuales, vetó el acceso a la reunión extraordinaria entre la parte social y el tribunal. A todo ello se le añadió que TEA, empresa que comercializa el examen, lo ha descatalogado.

"Queremos que se pare el proceso y un juez examine qué está sucediendo. Entendemos que hay vulneración de un derecho y discriminación. Si el Govern no rectifica, le recordamos que los tribunales han enmendado oposiciones públicas anteriores que contenían errores de procedimiento", avanzan los denunciantes.

Destacadas en Crónica Política