Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bomberos de la Generalitat de Cataluña en una protesta ante el Parlament / EFE

Las polémicas oposiciones a bombero en Cataluña llegan al Parlament

El PSC preguntará al Govern por un nuevo test de rasgos de personalidad que ha dejado fuera al 45% de aspirantes

3 min

Las oposiciones a bombero de la Generalitat de Cataluña en 2020 aterrizarán en el Parlament, y con polémica. Las pruebas para ingresar en el cuerpo de efectivos antiincendios recalarán en la cámara automómica en forma de batería de preguntas al consejero catalán de Interior, Miquel Sàmper, después de que su Departamento colocara este ejercicio un nuevo test de psicopatologías que ha dejado fuera al 45% de aspirantes.

Así lo ha podido saber este medio de fuentes del cuerpo, que han indicado de que el PSC ha pedido información sobre el proceso de selección por dos vías. Por un lado, ha inquirido a Sàmper sobre las oposiciones mediante una batería de preguntas escritas. Por el otro, interpelará al conseller en la próxima comisión de Interior del hemiciclo regional.

Test polémico

El titular de Interior deberá dar explicaciones sobre por qué la Consejería ha optado esta convocatoria por colocar al inicio de las oposiciones un test complementario de rasgos de personalidad que mide la situación clínica de los aspirantes y no su aptitud. La prueba, que elabora y comercializa Tea Ediciones, no había figurado jamás en un proceso de selección de empleados públicos en Cataluña.

El cuestionario no formaba parte de la parte psicoténica de las oposiciones y, además, está diseñado para ser complementario con una entrevista, esto es, no para ser una criba en solitario, como ha ocurrido en este caso.

45% de suspendidos frente al 8% habitual

Esta nueva técnica para seleccionar bomberos en Cataluña ha disparado el índice de no aptos. Han crecido hasta un 44,6% esta convocatoria, cuando en años anteriores rechazados por motivos de personalidad se quedaban en torno al 8%. Los descartados, un total de 488 candidatos de 1.094, tal y como avanzó El Periódico, alertan de que no se han publicado correcciones, baremos ni explicación alguna.

Lo que es más: los aspirantes a bomberos apartados por su personalidad alertan de que Tea ha retirado de la venta el test clínico tras la polémica. El Govern, por su parte, solo les deja la opción de presentarse a la siguiente convocatoria. Ello ha arruinado las esperanzas de casi 500 candidatos, que habían gastado dinero y años en prepararse para las pruebas.