Menú Buscar
Una imagen de archivo de la consulta de un dentista / EUROPAPRESS

La oposición cuestiona el dentista municipal 'low cost' de Colau

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado su intención de crear el primer dentista municipal de todo el Estado para atender a la población que no puede costear este servicio

11.01.2019 00:00 h.
10 min

La salud bucodental en España ha sido históricamente una señal de las desigualdades sociales existentes en el país. Los colegios de odontólogos han alertado en reiteradas ocasiones la estrecha relación entre el nivel socioeconómico y las patologías bucodentales debido, en parte, a la limitada cobertura pública existente. Esta realidad se vio reflejada en la última encuesta de Salud de Barcelona, que apuntó que el 52% de las personas de clase social más favorecida visitaron el dentista durante el último año, frente al 28% de los más desfavorecidos. 

Asimismo, los indicadores sobre la cobertura odontológica de la población rezan que en Cataluña solo un 10% de las visitas odontológicas se hace dentro de la cobertura de la sanidad pública, mientras que otro informe, de la asociación de consumidores Facua, muestra que Barcelona es una de las ciudades de España con los precios más elevados en este servicio.

Primer dentista municipal

Consciente de esta realidad, el gobierno de Ada Colau ha iniciado los trámites para crear el primer dentista municipal de todo el Estado. El objetivo será ofrecer un servicio de odontología low cost, que permitirá reducir en un 40% los costes gracias a que la atención no estará orientada a la obtención de beneficios, sino al de ofrecer un servicio público esencial. El Ayuntamiento de Barcelona pondrá en marcha este servicio a través de la empresa municipal Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), por lo que será 100% público. Con ello, pretende atender a 36.000 personas al año, y está previsto que entre en funcionamiento en el plazo de un año.

Cabe destacar que la alcaldesa ya anunció el pasado noviembre la creación de un servicio de dentista gratuito para atender a ciudadanos con dificultades económicas. Pero ahora la novedad es que estará abierto a todos los barceloneses, aunque el objetivo es llegar "al 12% de la población que no se puede permitir pagar el dentista", según ha afirmado Ada Colau en rueda de prensa este jueves. 

Ampliación en un futuro

Aunque el Gobierno municipal contempló la posibilidad de ampliar la oferta actual de servicios gratuitos de odontología social o ofrecer subvenciones a los colectivos con menos recursos económicos, finalmente ha apostado por esta iniciativa, que han calificado como "sosteniblemente económica".

La comisionada de Salud, Gemma Tarafa, ha explicado que el primer centro tendrá ocho butacas y 23 trabajadores, y que la intención es que se instale en Sant Andreu, Sant Martí o Nou Barris, "barrios donde abunda más la gente que no se puede pagar el dentista". Además, cuando cumpla un año en funcionamiento, se ampliarán ocho butacas más en otro centro.

¿Precios más baratos?

El dentista municipal ofrecerá extracciones, periodoncias, higienes dentales, obturaciones, endodoncias, prótesis amovibles y fijas, férulas, implantes y ortodoncias, y las tarifas oscilarán entre los 55 euros por una obturación, 160 para una endodoncia y 30 para una higiene. Unos precios que según la comisionada de Salud no impedirán que el servicio tenga la "máxima calidad" tanto en los productos utilizados como en la profesionalidad de los odontólogos.

No obstante, fuentes del sector han señalado a este medio que las diferencias "no son muy grandes" respecto a las que se pueden encontrar en las consultas privadas. Según estas fuentes, "una higiene normalmente se cobra entre los 50 y los 60 euros", y añaden que "pueden encontrarse más baratas si se acude a clínicas de bajo presupuesto". También indican que los empastes y obturaciones rondan los "60 y 90 euros en una clínica privada, dependiendo de la extensión de la caries". Por último, destacan que una "endodoncia multirradicular (molares) tiene un coste aproximado de 180 euros en una clínica low cost, mientras que uno unirradicular desciende hasta los 120 euros". 

Con el fin de no generar una alarma en el sector, Tarafa ha querido destacar que el servicio no hará competencia desleal a otros dentistas, ya que el precio será de mercado pero ajustado --no habrá beneficios--, no habrán subvenciones y además ha recordado que trabajarán en "una cuota de mercado pequeña".

Plazos para su aprobación

Tras el anuncio por parte del Gobierno municipal, la iniciativa deberá ser aprobada en la comisión de Derechos Sociales --que se celebrará el 15 de enero--, después deberá someterse a exposición pública, se tendrán que responder a las alegaciones, y por último se someterá a votación en el próximo pleno municipal de marzo.

Tarafa ha asegurado que la respuesta de los otros grupos municipales de momento ha sido positiva, y ha abogado porque sea "un proyecto de ciudad" en el que deben ir de la mano. Sin embargo, tras el anuncio varios partidos de la oposición ya han mostrado su disconformidad con el proyecto.

Dudas de la oposición

Desde el PDeCAT han explicado que este nuevo servicio de odontología municipal será "inviable e insostenible por incapacidad de ajustarse a la demanda", y ha reclamado que se apueste por ampliar este oferta a través de la tarifación social. Los exconvergentes han reclamado poder acceder a los estudios económicos y de mercado que avalan los precios que se han avanzado, y ha dicho que, por las cifras que ha explicado el Gobierno municipal, se "intuye una grave debilidad" del proyecto económico. Según el PDeCAT, difícilmente será viable y dudan de que se puedan fijar los precios anunciados.

"Si realmente quisiéramos llegar al 12% de la ciudadanía que no va al dentista por problemas económicos, impulsaríamos una tarifación social y ampliaríamos el servicio de odontología social y gratuito que ya tiene, pero no lo hacen así", ha reprochado la concejal del PDeCAT Sònia Recasens, que ha puesto en cuestión que exista un consenso con el sector y con el Col·legi d'Odontòlegs.

"Improvisación electoralista"

Fuentes del PSC han señalado a este medio que han conocido la medida a través de la prensa, por lo que están a la espera de conocer más detalles. Las mismas fuentes han avanzado que "suena a improvisación electoralista" y que "de entrada nos extraña que la empresa que gestiona los aparcamientos haga ahora de clínica dental", en referencia a Barcelona de Serveis Municipals (B:SM). Asimismo, han señalado que estarán "muy atentos a lo que digan los sectores profesionales y de la Salud de la Generalitat", que por el momento no se han pronunciado. 

La líder de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha sostenido este jueves que la propuesta es "una nueva medida electoralista que compromete la siguiente legislatura". "Consideramos que este nuevo invento de Colau obedece a su desesperación ante el fracaso de todas sus políticas", ha aseverado Mejías, y ha resaltado que un ayuntamiento está para solucionar los problemas que son de su competencia. Mejías ha subrayado que desconoce cuáles serán las condiciones para prestar el servicio, y ha afirmado que "entendemos la necesidad de ayudar y proteger a los más vulnerables, pero ni siquiera sabemos en qué consiste el servicio".

El concejal del PP en Barcelona Javier Mulleras también ha tachado la propuesta de "electoralista y ficticia". Mulleras ha afirmado que la decisión de promover estas medidas corresponde a otras administraciones, como la Generalitat, y ha asegurado que "Colau inicia su campaña a las municipales utilizando la demagogia una vez más". "Busca el titular fácil sin tener nada cerrado", ha aseverado el concejal popular, que ha sostenido que la primera edil está más preocupada por ganar votos que por proponer medidas reales.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información