Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miembros de la llamada 'ONG del Catalán' durante una asamblea / PLATAFORMA PER LA LLENGUA

La 'ONG del catalán' señala a una trabajadora sudamericana por hablar en castellano

Plataforma per la Llengua aprovecha el desprecio de una activista independentista hacia la empleada de una mutua para asegurar que en Cataluña existe "emergencia lingüística"

2 min

Lo ha vuelto a hacer. Plataforma per la Llengua (PpL) ha señalado en las redes sociales a una trabajadora de origen sudamericano por hablar en castellano. Lo hace en respuesta a la denuncia de una internauta que se queja del idioma utilizado por la recepcionista de una mutua privada catalana. Llama “idiotas” a quienes cambian del catalán al castellano, pero a la subvencionada ONG del catalán le permite utilizar el caso para advertir de una situación de “emergencia lingüística” que es necesario “revertir”.

“Una mutua privada catalana, siempre hemos hablado catalán. Ahora una chica de origen sudamericano en recepción, ni una palabra en catalán y todos los que he observado, cambiando al castellano. Los que lo hacéis, sois idiotas. Punto”, escribe Carme, que se define en su perfil de Twitter como nacionalista y proclama que Catalonia is not Spain, som una nació ocupada”.

plataforma llengua
Reacción de Plataforma per la Llengua ante las críticas a una trabajadora castellanohablante

PpL, conocida por instar a la denuncia de empresas que no utilizan el catalán, aprovecha el caso para promover una campaña en la que equipara una supuesta desaparición del catalán con el cambio climático y anima a inscribirse en esta ONG para defender este idioma. Asimismo, promociona su app Apparella't per practicar el català amb parelles lingüístiques!

La indignada nacionalista responde a quienes, aún defendiendo el derecho a ser atendido, disculpan a la empleada. “Evidentemente que lo entiende (el catalán), a mí me ha entendido perfectamente y seguro que hace años que está aquí o incluso ha nacido, pero como pasa con muchos españoles, no quieren hablar y tan contentos, porque aquí no lo hacen indispensable para trabajar”.