Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ayuntamiento de El Vendrell / STREET VIEW

El Ayuntamiento del Vendrell cede a las presiones de la 'ONG del catalán'

El consistorio estudia la ampliación del personal que atiende en catalán en el servicio telefónico de Aigües del Vendrell tras una denuncia de Plataforma per la Llengua

3 min

El Ayuntamiento del Vendrell (PSC) ha cedido a las presiones de la autodenominada ONG del catalán. Hace unos días, Plataforma per la Llengua denunció de forma pública que la empresa suministradora de agua en El Vendrell no atendía a los clientes en catalán a través del servicio telefónico.

La entidad nacionalista criticaba que Aigües del Vendrell --que depende en un 51% del consistorio y en un 49% de FCC Aqualia-- incumple con la Ley de Política Lingüística de Cataluña. Instaba al ayuntamiento a sancionarla con una infracción leve.

Servicio externalizado

El primer teniente de alcalde y regidor de comunicación del Ayuntamiento del Vendrell, Christian Soriano, ha manifestado que es “falso” que el consistorio no cumpla con la ley. Con todo, acepta parte del argumentario de la autodenominada ONG del catalán
 
En declaraciones a Crónica Global, justifica que el servicio de atención telefónica de Aigües del Vendrell está externalizado a una empresa de fuera de Cataluña por lo que, cuando un usuario llama, es atendido en castellano, pero que de forma inmediata se les brinda la opción de ser atendido en catalán si hay personal disponible. 

Ampliar la atención telefónica en catalán

Soriano asegura que la Plataforma per la Llengua quiere buscar “un problema de convivencia” donde no lo hay y “debilitar al gobierno socialista”. “Intentan hacer de la lengua un arma política”, ha sentenciado. 

Sin embargo, el primer teniente de alcalde ha reconocido que los servicios jurídicos del ayuntamiento "están estudiando” si se amplía la oferta de personal que atienda en catalán a través del servicio de atención telefónica municipal para atender su demanda. Reconoce que en estos momentos el tiempo de espera de una persona que solicita ser atendida en catalán es algo elevado. “Si es verdad que existe un problema, pondríamos las herramientas necesarias para solventarlo”, concluye.