Menú Buscar
Marcel Mauri, vicepresidente y actual cara visible de la entidad independentista Òmnium Cultural / EFE

Òmnium se erige como el “espacio de encuentro al servicio de la unidad de acción”

La organización independentista se desmarca de nuevo de ANC y reclama a los partidos secesionistas que tracen una “estrategia compartida”

27.10.2018 11:47 h.
4 min

Òmnium Cultural se ha desmarcado de nuevo este sábado de la otra gran organización independentista de Cataluña, ANC. Mientras que la entidad encabezada por Elisenda Paluzie celebra el primer aniversario de la declaración unilateral de independencia (DUI) con la exigencia al Gobierno de que la publique en el DOGC (es decir, que entre en vigor), su hasta ahora compañera de viaje en el procés se erige como el “Espacio de encuentro al servicio de la unidad de acción”.

Así lo indica en una carta firmada por su presidente, Jordi Cuixart, en prisión provisional por la causa del 1-O; los vicepresidentes Marcel Mauri, Marina Llansana y Joan Vallvé; y la junta directiva de Òmnium. Toda la cúpula mantienen que en el momento actual “la unidad ya no puede esperar más”. Por lo que exigen a todos los partidos independentistas, los destinatarios de la misiva, que trabajen juntos en trazar una estrategia compartida.

Les piden “generosidad, rigor y sentido de estado”. Aunque no hacen ninguna referencia sobre la necesidad de activar la segregación de Cataluña de España mediante la proclamación de la república, como sí hace ANC.

Críticas al 155

Òmnium carga en la efeméride contra el Estado. Le acusa de perpetrar un “ataque sin precedentes contra las instituciones propias” con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que también se activó hace un año. En esa jornada, el Gobierno de Mariano Rajoy cesó a Carles Puigdemont y a su Ejecutivo en bloque, traspasó las competencias de las consejerías a los respectivos ministerios y disolvió el Parlament al convocar las elecciones anticipadas del 21 de diciembre.

También desmontó las infraestructuras independentistas en el exterior, el DIPLOCAT y las embajadas catalanas, salvo la que estaba activa en Bruselas. Así como las oficinas del president y del vicepresident, así como el Consejo Asesor para la Transición Nacional y la Comisión especial sobre la violación de derechos fundamentales de Cataluña. Una amalgama de foros que se han activado de nuevo en el mandato de Quim Torra.

Òmnium asegura que “la deriva represiva del Estado es ya incuestionable”. Afirma que está demostrada la “nula voluntad de negociación” para llegar al referéndum de autodeterminación pactado, el gran objetivo de la organización.

Petición de un referéndum

La entidad independentista deja claro que no renuncia al derecho de la autodeterminación de Cataluña. Su reivindicación se queda aquí, en línea a la votación que también pide ERC. Se trata de la línea más moderada de los secesionistas, mientras que ANC se ha situado en posiciones más radicales al considerar que ya se celebró la votación, la del 1-O, y se hizo la DUI. Entienden que sólo queda pendiente que se active.

Òmnium también advierte en la carta a los partidos independentistas que harán del juicio que tiene previsto abrir el Tribunal Supremo por el proceso soberanista un “nuevo altavoz internacional que denuncie los déficits democráticos”. Afirma que será otra “palanca” para la república catalana.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información