Menú Buscar
Imagen de la marcha de Sociedad Civil Catalana (SCC) por la concordia y contra el 'procés' / EFE

Los olvidados del 'procés' dicen "basta"

El constitucionalismo sale a la calle tras 13 días de protestas independentistas y reivindica que las calles también son suyas

27.10.2019 17:16 h.
4 min

Tras 13 días --con sus respectivas noches-- de protestas del independentismo por la condena a los líderes del 1-O, el constitucionalismo ha hecho acto de presencia este domingo en Barcelona: “Las calles también son nuestras”, proclamaba una multitud que recorría un Paseo de Gràcia lleno de banderas españolas. La manifestación, convocada por Societat Civil Catalana, ha reunido a 80.000 personas, según la Guardia Urbana, y 400.000, según la organización. Más allá del baile de cifras, los manifestantes han clamado contra la “matraca tóxica” del procés.

Después de que la noche del sábado volvieran los disturbios por parte de radicales independentistas a Barcelona, la mañana soleada del domingo ha dejado espacio para que un reguero de gente avanzara entre los acordes del Viva España de Manolo Escobar en un ambiente festivo y familiar. Pero también ha quedado patente el hartazgo de aquellos catalanes que no comulgan con las tesis secesionistas con gritos de “Puigdemont a prisión” y “Torra a la mazmorra”.

"Barcelona no se quema"

Si a comienzos de semana la expresidenta del Parlament Carme Forcadell reconocía en una entrevista la falta de “empatía con la gente que no es independentista”, hoy esos mismos olvidados recorrían el Paseo de Gràcia con pancartas que rezaban: “El procés nos empobrece” o "Barcelona no se quema”, en referencia a las barricadas y los disturbios violentos que han azotado la ciudad desde que se conociera la sentencia del Supremo.

Entre los presentes se encontraban los líderes de PP y Ciudadanos, así como los ministros de Exteriores, Josep Borrell, y Fomento, José Luis Ábalos, del PSOE. No obstante, para intentar evitar convertir la marcha en un acto de campaña, el protagonismo ha sido para los ciudadanos anónimos, quienes se han colocado en la cabecera. Muchos de estos comentaban con asombro los datos de afluencia reportados por la Guardia Urbana: “No se lo creen ni ellos”, manifestaba una señora móvil en mano mientras trataba de abrirse paso entre la multitud.

Los manifestantes se acercan a la Jefatura de Policía de Vía Laietana para dar su apoyo a los agentes / CG
Los manifestantes se acercan a la Jefatura de Policía de Vía Laietana para dar su apoyo a los agentes / CG

Homenaje a la Policía

Los más jóvenes, ajenos a la guerra de cifras, jugaban a la bilocación y mientras caminaban con las banderas rojigualdas atadas al cuello, seguían con sus móviles las retransmisiones en directo que hacían las televisiones de la marcha. Aunque ninguno de ellos conectó con TV3, a la que un grupo de manifestantes han boicoteado con gritos de “manipuladora” hasta lograr que una reportera y su cámara tuvieran que desistir en su emisión.

Mientras tanto, una vez acabados los parlamentos que daban por concluida la marcha, cientos de ciudadanos han bajado por Via Laietana --punto caliente durante las protestas violentas de estos días-- para homenajear a los agentes que hacen guardia frente a la Jefatura Superior de Policía Nacional. Entre cánticos de “no estáis solos” y “esta es nuestra policía”, los ciudadanos han hecho cola para saludar y hacerse fotos con los uniformados, con el rostro visiblemente más relajado que en los días previos.