Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La prisión de Lledoners, una de las cárceles donde se contratarán trabajadores sustitutos este verano / GENCAT

Una oferta para trabajar 15 días en cárceles catalanas se agota en tres horas

Malestar entre los funcionarios, que en su mayoría no tendrán vacaciones por el Covid, por la decisión de seleccionar las 200 primeras peticiones. “No garantiza la idoneidad”, denuncian

4 min

Se trataba de una oferta para trabajar quince días en las cárceles catalanas este verano, pero la Consejería de Justicia de la Generalitat se ha visto desbordada. Hasta el punto de que el plazo de presentación de las solicitudes, que era de seis días (del 19 al 25 de junio) se ha tenido que cerrar en tan solo tres horas.

El departamento ha optado por seleccionar las 200 primeras peticiones que reúnan los requisitos, lo cual ha sido duramente criticado por la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip). “Es ridículo”, afirma el coordinador de esta asociación sindical en Cataluña, Francesc López, quien denuncia la lasitud en los requisitos: un cuestionario de 25 preguntas y un curso de formación de 20 horas que no incluye la legislación española.

anuncio prisiones
Anuncio de la oferta de trabajo para sustituciones en las cárceles catalanas

Este proceso de selección añade malestar a un cuerpo de funcionarios que, en su mayoría, no tendrá vacaciones debido a la situación derivada del Covid-19. El anuncio para la realización de sustituciones del cuerpo técnico de especialistas de la Generalitat en siete centros penitenciarios durante 15 días comenzó ayer a las 12 horas y estaba previsto que concluyera el 25 de junio a la misma hora.

Retribuciones

Sin embargo, ante el alud de solicitudes, el plazo se cerró en tres horas. Según las tablas retributivas de 2020, la categoría GSI (Genérico Servicio Interior) nivel 15 de un centro de segunda categoría cobra 2.615,53 euros brutos al mes, mientras que el de un centro de primera, 2.640,84 euros.

Advierte la convocatoria de que la contratación “no supondrá la inclusión en una bolsa de trabajo”, lo que los funcionarios interpretan como una forma de evitar la creación de derechos laborales.

"Es un proceso de selección ridículo que no garantiza la idoneidad del candidato sino quien llega antes a presentar la solicitud. Estás prisas vienen por no convocar oposiciones. La última es del 2010", explica a Crónica Global Francesc López, Coordinador Autonómico de la Acaip en Cataluña.

vacaciones prisiones
La mayoría de funcionarios de cárceles catalanas se queda sin vacaciones por el Covid

 

"Se hecha en falta un test psicotécnico para evaluar la aptitud de los seleccionados. Tampoco detalla qué legislación deben prepararse los candidatos más allá del Reglamento de Organización Catalán y se obvia textos tan importantes como la Constitución española, la Ley Orgánica General Penitenciaria o el Reglamento Penitenciario. Para Acaip es un proceso de selección muy pobre."

Acaip representa en Cataluña una parte importante de la plantilla y en la Administración General del Estado son mayoritarios.