Menú Buscar
Empresa de construcción en pleno funcionamiento / LENA PRIETO

Obras públicas en pleno coronavirus: los profesionales se rebelan

Constructores, arquitectos, aparejadores e ingenieros exigen el cese de la actividad porque no pueden garantizar la protección de los trabajadores

4 min

Se acumulan las críticas al Gobierno y la Generalitat por mantener las obras que dependen del sector público. El Govern dio marcha atrás en su anuncio de suspender los trabajos, algo que contradice su insistencia en un confinamiento total. Arquitectos, aparejadores y constructores avisan de la necesidad de paralizar los proyectos.

El Ejecutivo catalán se escuda en que un decreto ley del Gobierno, de rango mayor, flexibiliza esa medida y por eso modificó la norma catalana que preveía prohibir las obras públicas a partir del pasado miércoles. En el Ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, se han suspendido las obras municipales.

El Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña (COAC) ya instó a paralizar toda actividad ligada a las obras de construcción públicas y privadas. Asimismo

Desde Global Projectsempresa de construcción y reformas integrales de Barcelona y área metropolitana, se advierte de que la no paralización de proyectos "resulta incompatible con el correcto cumplimiento de las medidas de prevención marcadas desde el Ministerio de Sanidad". Carles Rodríguez, CEO de Global Projects, avisa de que “la paralización de las obras durante el periodo en el que se prolongue el estado de alarma es imprescindible en estos momentos, así como la inclusión de medidas económicas dirigidas a las empresas afectadas que permitan compensar las pérdidas laborales de esta paralización de la actividad. Si no contenemos la propagación del virus, esta crisis nos afectará más que en el caso de seguir trabajando”.

El Gremio de Constructores de Cataluña defiende el cese para “mitigar la propagación del virus de la covid-19” porque resulta “casi imposible cumplir y garantizar las medidas de seguridad y protección”. 

En la misma línea, Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Barcelona se sumó a la carta del COAC y de diferentes colegios enviada al Gobierno en la que expresan "la imposibilidad de mantener la distancia mínima de seguridad entre las personas y de cumplir con la circulación por las vías o espacios públicos de manera individual durante el desempeño de la actividad".