Menú Buscar
Vicent Sanchis, el nuevo director de TV3 y la alcaldesa Ada Colau / FOTOMONTAJE DE F.CASES

El objetivo oculto de la remodelación de TV3: limitar el protagonismo de Colau

Los sindicatos señalan que los cambios en la emisora se están haciendo de forma "autoritaria" y dirigidos a controlar los contenidos más izquierdistas

15.06.2017 00:00 h.
9 min

El desembarco de Vicent Sanchis en la dirección de TV3 ya ha tenido sus primeros efectos. La decisión de unificar la sección Nous Formats de documentales bajo el ámbito de informativos ha suscitado las críticas de los sindicatos, puesto que, según apuntan, se llevó a cabo de forma “abrupta” y sin avisar a los implicados.

La decisión se tomó sin opción de discusión y desde “instancias políticas”, según explican fuentes internas de la televisión pública catalana a Crónica Global. En algunas reuniones anteriores al cambio organizativo, el sector más afín al PDeCAT se había quejado de que “aparecía demasiado el entorno de Colau”. Incluso criticaron la presencia de un alto cargo de ERC de la secretaría de Comunicación del Govern por aparecer en el documental Veritats de mentida, emitido en el especial de Sense Ficció.

Depuración ideológica

Las sospechas de que la reorganización interna en el área de documentales se haya tomado por “voluntad política” circulan por los pasillos de la empresa de televisión. Fuentes sindicales hablan de un intento de acallar “una línea informativa” cercana al activismo izquierdista.

“Las críticas eran que todos los documentales pecaban del mismo lado”, explican esas fuentes, que prefieren mantener el anonimato. También desde el comité de empresa de la cadena se refieren a estos cambios como “drásticos”, hechos “con prisas” y “sin conocer el motivo”.

Los mismos implicados, es decir, el equipo de Sense Ficció —que a partir de ahora depende de informativos no diarios junto a los reportajes de 30 Minuts—, ha enviado una carta a la dirección para conocer más en detalle su “traslado”.

Una reunión previa

Un episodio que confirma los temores sobre una posible depuración ideológica del izquierdismo en TV3 fue la reciente cancelación del programa Tot un món, dedicado a la inmigración y a la integración social. Desde la dirección dijeron que respondía a motivos de "reorganización" y "personal".

En la misma línea, el último documental de Sense Ficció, titulado En Lluita (En lucha), mostraba a un activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH ) —entidad que catapultó a la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a la notoriedad pública— y su implicación en el movimiento del 15M. El tema y su desarrollo no fueron vistos con buenos ojos por la cúpula de TV3.

Gubernamentalización de la Corporación

El sindicato considera que la “gubernamentalización de la CCMA (Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals) y TV3” conlleva “actitudes autoritarias” y “sin consenso” y que es la “raíz” de los cambios internos que se han producido. En un comunicado abundan en este aspecto: “Las formas jerárquicas acostumbran a esconder contenidos oscuros y poco claros. El barniz con los que se quiere justificar estos cambios se aguanta muy poco”. Y es que, hasta ahora, la dirección de la cadena pública utilizaba como argumento para aplacar las críticas el “carácter formativo” y de “opinión” que tenían los documentales dependientes de Nous Formats.

Cuando la oposición, liderada por Ciudadanos, se había quejado por algunas producciones claramente orientada a favor de la independencia de Cataluña, la respuesta de la empresa era que no formaban parte de la sección de informativos, donde se exige mayor objetividad.

Opinión Vs información

Con la unificación bajo la nueva dirección de Raül Gallego esta justificación deja de tener validez. Los portavoces de TV3 han confirmado a este medio que los documentales “pasarán a estar vinculados a la actualidad”.

“La remodelación tiene como objetivo hacer TV3 más competitiva. Además, se quiere potenciar la investigación y vincularla con la actualidad”, han insistido. Ante la pregunta de si seguirán teniendo un carácter opinativo se han limitado a decir que el criterio principal serán la “actualidad” y el “rigor periodístico”.

Desde el sindicato advierten de que este cambio unilateral tomado por la dirección no “disuelve las diferencias básicas de género entre documentales y reportajes”. En la misma línea, los sindicalistas de Comisiones Obreras lo consideran una “maniobra” que no respondería a criterios periodísticos y que “aparta de una tacada a dos veteranos directores de programas con mucho prestigio”.

Sin documentales del ‘caso 3%’

Ante los argumentos esgrimidos por la cadena pública para priorizar la investigación, el Sindicat de Periodistes de Catalunya ironiza que “espera con impaciencia” esta potenciación del “periodismo de investigación”: “Esperamos con impaciencia y desde hace años los referentes al caso del 3% y 4% o del clan Pujol”.

La entrevista doble de este lunes de Sanchis al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su vicepresidente económico, Oriol Junqueras, formaría parte de esta lógica de controlar los contenidos, explican fuentes sindicales. “Los contenidos son muy importantes para lo partidos que controlan TV3 hasta el punto de hacer una entrevista doble a cargo de su director”, apostillan.

El temor principal es que estas medidas no sean las últimas y que respondan únicamente a un control por parte del PDeCAT y ERC en el que todo a lo que suene al entorno de los comuns se descarte por motivos ideológicos. Desde el departamento de comunicación del equipo de Ada Colau no han entrado a opinar y, de momento, optan por no enfrentarse a TV3 por el peso mediático que tiene.

Renovación del Consejo de Gobierno

Queda menos de un mes para que tenga lugar la ponencia parlamentaria que aborda la reforma de la CCMA. No obstante, la renovación de la mitad de los seis miembros del Consejo de Gobierno debería haberse producido en marzo de 2015. Asimismo, también está pendiente la ejecución de la moción aprobada el 6 de abril en la que se pedía la dimisión de Nuria Llorach y se reprobó el nombramiento del nuevo director de la cadena.

Con el verano caliente que le espera al soberanismo, con el referéndum del 1 de octubre como horizonte próximo, nada parece indicar que la dirección tenga prisa para que la cadena tome un cambio de rumbo que beneficie a los que se han desmarcado de la consulta unilateral.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información