Silencio del obispado ante los insultos de Lucía Caram en internet

La diócesis de Vic, que sí habló a favor del referéndum ilegal del 1-O o contra el aborto, calla tras el vídeo de la monja dominica contra 'Crónica Global'

Sor Lucía Caram, monja dominica contemplativa, durante su aparición en un programa de televisión / CG
13.02.2018 00:00 h.
3 min

Silencio del Obispado de Vic (Barcelona) ante los insultos de Sor Lucía Caram. La diócesis, que sí se pronunció tras la intervención policial que tuvo lugar durante el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña, ha guardado silencio tras el vídeo de la monja dominica contra Crónica Global.

Preguntado sobre el corto, en el que sor Lucía llama "basura", "mentirosos", "encizañadores y "malditos" al medio de comunicación digital, un portavoz de la obispalía no contestó sobre el uso que hacen de las redes sociales los religiosos del territorio.

Por el 1-O y contra el aborto

El silencio del obispado que comanda Romà Casanova contrasta con la locuacidad del prelado en otras cuestiones. Sin ir más lejos, el responsable de la unidad administrativa católica de la Cataluña central criticó la actuación policial durante la consulta ilegal en Cataluña de octubre de 2017.

El propio Casanova tampoco tuvo reparos en cualificar el aborto de "genocidio" en enero de 2017. En su glosa semanal del domingo, el prelado criticó a los padres que retrasan el bautizo de sus hijos y aseguró que los feligreses "llorarían por los pequeños que hemos matado". Su alocución provocó un escrache de protesta en favor del derecho a la interrupción del embarazo.

Ya desautorizó a Caram

Hay más. Pocos días después de la polémica sobre el aborto, el cargo religioso tuvo que llamar a capítulo a Sor Lucía Caram después de que ésta negara la virginidad de María Magdalena en el programa Chester in Love de Cuatro.

En un comunicado, Casanova subrayó que las valoraciones de Caram "no se ajustaban a la fe de la iglesia". Poco después, la propia monja dominica contemplativa, que nunca ha escondido su independentismo, se vio obligada a pedir perdón a "aquellos que se hubieran ofendido".

Tensión por las salidas de tono

Fuentes cercanas al convento de Santa Clara de Manresa (Barcelona), desde el que la religiosa soberanista ejerce su labor social, han destacado la "incomodidad" de los estamentos religiosos locales por el papel mediático y las salidas de tono de la profesa.

Indican que parte de las tensiones se remontan a 2010, cuando Caram participó en la creación de la Fundación Rosa Oriol, vinculada a la familia joyera Tous, y se quedó la gestión del Banco de Alimentos local, despojando de las subvenciones a Cáritas Arciprestal Manresa.

¿Quiere hacer un comentario?