Menú Buscar
Dos trabajadores en el interior de una fábrica / EFE

Nuevos cambios en la reforma laboral que afectarán a muchos trabajadores

Esta modificación servirá para contabilizar las horas extras que realizan los trabajadores fuera de la jornada

29.11.2018 17:18 h.
2 min

La reforma laboral elaborada por el Gobierno incluye que los empleados deben fichar tanto a la entrada como a la salida de sus puestos de trabajo. Con esta medida el Gobierno busca modificar la regulación actual del registro horario con el objetivo de obligar a las empresas a registrar la jornada laboral que realizan los trabajadores.

Para llevar esto a cabo, se tiene que modificar la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social. De esta forma, cuando un empresario incumpla la nueva norma, será sancionado económicamente por cada trabajador que se haya visto afectado.

¿Qué cambia?

En el texto redactado por el Gobierno de Pedro Sánchez se plantea modificar los artículos 4, 12 y 35 del Estatuto de los Trabajadores y que hacen referencia al control de la jornada laboral ordinaria y parcial de los trabajadores. Además, también afectaría a las horas extras.

Otro cambio que se produciría está relacionado con la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Por lo tanto, la empresa que incumpliera la obligación de registrar el horario que realizan sus trabajadores sería sancionada económicamente según los empleados que se hubiesen visto afectados.

Los sindicatos secundan la propuesta

UGT y CCOO han manifestado su acuerdo con esta medida que el Gobierno ya ha incluido en el borrador de la reforma del Estatuto de los Trabajadores. Además, ya ha sido enviada tanto a los sindicatos como a la patronal. Ambos coinciden en señalar que una buena parte del fraude se debe a una falta de control del horario. No obstante, la noticia no ha sentado del todo bien a la patronal CEOE, que se habría posicionado en contra.

En 2017 el Congreso de los Diputados ya aprobó una proposición de ley para parar el abuso de las horas extras por parte de las empresas propuesta por el PSOE. Contó con el apoyo de Podemos, PNV y UPN, mientras que Ciudadanos y PP se abstuvieron. Sin embargo, no fue a más.