Menú Buscar
Imagen de una carrera de Fórmula 1 en el circuito urbano de Valencia / EFE

Este será el nuevo uso del abandonado y ruinoso circuito de F1 de Valencia

El consistorio presenta el plan que enterrará para siempre el polémico trazado de monoplazas que un día vio ganar a Fernando Alonso

14.09.2018 14:15 h.
4 min

El Ayuntamiento de Valencia ha encontrado un nuevo uso para el abandonado y ruinoso circuito urbano de Fórmula 1 de la ciudad. El trazado, que funcionó entre 2008 y 2012, dejará paso al nuevo barrio de Grao. A falta de un total acuerdo entre los socios de gobierno en el consistorio (Compromís, PSPV-PSOE y los comunes), el concejal de Urbanismo, el socialista Vicent Soler, ha presentado el proyecto básico del Plan de Actuación Integrada (PAI) que dibujará un nuevo perfil a la urbe.

Donde un día de 2012 Fernando Alonso, montado en su Ferrari, se subió a lo más alto del podio, ahora se levantarán 20 rascacielos, incluida una torre que, seguramente, tendrá uso hotelero y comercial en sus 45 plantas y 150 metros de altura. En cuanto a los demás edificios, tendrán 2.550 viviendas.

Las vías del tren

Pero habrá más. La zona del circuito contará también con el llamado Parque del Turia y la conexión con la fachada marítima y el delta verde con desembocadura en el mar, dentro de los 161.000 metros cuadrados previstos de zona verde. Esta es la planificación encargada al despacho del arquitecto José María Tomás Llavador.

Los vecinos del nuevo barrio del Grao, con todo, deberán convivir un tiempo con las vías del tren que cruzan esa parte de la ciudad. Es cierto que Adif y Fomento se han comprometido a soterrar los raíles, pero las intenciones llevan tiempo en punto muerto, a la espera de encontrar un acuerdo de financiación con el Gobierno. Por ahora, el arquitecto ha previsto añadir pasarelas y mantos verdes elevados sobre ellas.

Buscando constructor

El asunto de las vías era uno de los puntos de desencuentro en el seno del gobierno municipal, pero Soler ha convencido al resto del equipo de que hay que ejecutar el PAI del Grao aunque sea con medidas provisionales. Esta planificación “contribuye a garantizar la urbanización de un sector en el que se apuesta por la edificación en altura para generar grandes espacios verdes” y “garantiza calidad urbanística y paisajística”.

Por otra parte, el ayuntamiento pretende que la empresa Aumsa, de titularidad municipal, renuncie a la gestión directa del PAI para que ésta recaiga en un tercero, bien por concurso, o bien porque una agrupación de interés de propietarios de suelo obtenga el porcentaje necesario para llevarlo a cabo.

En los tribunales

En este sentido, el consorcio mejor situado es el compuesto por el fondo británico Hayfin Capital y el grupo inversor local Atitlan Grupo Empresarial. Controlan el 40% de los terrenos a través de Valere Reoco, mercantil. Adif y el Ayuntamiento de Valencia también son propietarios. El ámbito total de actuación es de 380.000 metros cuadrados, con un aprovechamiento de 284.00 metros cuadrados de techo residencial (un 40% de vivienda de protección pública) y otros 94.400 de terciario.

Este proyecto debe enterrar, por fin, el polémico circuito de F1, cuyo coste superó los 300 millones de euros (la Generalitat sigue pagando la deuda) y que está envuelto en la sombra por las sospechas sobre las posibles irregularidades cometidas para llevar los monoplazas a Valencia, incluidas las mordidas en la construcción y los sobornos que, supuestamente, recibió el PP. El caso está en los tribunales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información