Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Àngels Chacón, exconsejera del Govern y dirigente moderada / EP

El nuevo partido de Chacón obliga a PDECat y JxCat a mover ficha

La antigua formación de la exconsejera acudirán a las municipales sin siglas y dispuestos a pactar con Centrem; afines a Sànchez proponen una alianza moderada que agudiza la pugna con Puigdemont

3 min

La irrupción de Centrem, el partido catalanista creado por Àngels Chacón, ha obligado a PDECat y Junts per Catalunya (JxCat) a mover ficha. El antiguo partido de la exconsejera de Empresa tiende puentes con la finalidad de crear coaliciones y ceder sus derechos electorales, ya que ha decidido presentarse a las elecciones municipales de 2023 sin la marca. Por su parte, los sectores más moderados de JxCat, afines a Jordi Sànchez, plantean reconstruir el espacio de CiU junto a PDECat y Centrem, agudizando así las guerras intestinas en la formación que lidera Carles Puigdemont.

El Consell Nacional del PDECat decidió ayer que la formación no concurrirá bajo estas siglas a las municipales y aunque tampoco habrá un trasvase a Centrem, no descartan establecer pactos locales. El partido, que a pesar de sus dificultades económicas --acaba de aplicar un tercer ERE-- ha decidido seguir adelante, dará libertad a sus alcaldes y militantes para definir marcas y coaliciones. 

Reconstruir CiU

Por su parte, exmiembros del comité local de Tarragona de Junts afines al secretario general del partido, Jordi Sànchez, exploran crear una candidatura a una nueva coordinadora que abogue por recoser las relaciones con el concejal y portavoz de Junts per Tarragona, Dídac Nadal --que fue el candidato del PDeCAT en las municipales de 2019--, y por "reconstruir el espacio de CiU, llegando a acuerdos con PDeCAT y Centrem".

Así lo recogen en un documento que han elaborado, al que ha tenido acceso Europa Press, después de que el comité local de Tarragona dimitiera a finales de diciembre por las diferencias que había entre los partidarios de Sánchez, entre los cuales se sitúa al exsecretario primero de la Mesa del Parlament, Eusebi Campdepadrós, y los que se oponen a éste.

El movimiento del partido de Puigdemont en Tarragona agudiza las pugnas internas en JxCat. El secretario general del partido tiene asumida la tarea, que parece imposible, de conciliar todas las corrientes ideológicas existentes en el partido. Incluida la más afín al PDECat, ahora que Àngels Chacón se consolida como líder de la futura confluencia catalanista junto a Lliures, Lliga Democràtica y Convergents. Sin embargo, en esas luchas intestinas destacan los sectores liderados por Laura Borràs, Jordi Turull y a Elsa Artadi, ésta última afín a Puigdemont quien, no obstante, ha preferido abstenerse de tomar parte en esas disputas.