Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una terraza de Barcelona el mes pasado durante el día de reapertura de bares y restaurantes / EUROPA PRESS

Nuevo globo sonda del Govern: cerrar bares por horas

Aragonès avanza que se tomará una decisión sobre la restauración “en las próximas horas”, mientras el sector se plantea demandar a la Generalitat

3 min

Limitar la apertura de bares y restaurantes por franjas horarias es la última de una cadena de filtraciones que ha hecho el Govern a los medios en los últimos días para sondear las nuevas restricciones que se preparan ante el repunte de la pandemia. La opción que baraja el Ejecutivo autonómico pasa por cerrar la restauración entre horas y permitir su actividad solo durante desayunos, comidas y cenas.

Preguntado sobre si la Generalitat cerrará los bares, el president en funciones Pere Aragonès ha avanzado que la decisión se anunciará en breve: “Tenemos un plan de apertura. La concreción la haremos en las próximas horas”, ha anunciado en una entrevista en Catalunya Ràdio. “Es importante no especular”, ha añadido sobre este posible cierre, una medida que ha pedido el Colegio de Médicos de Barcelona.

Demanda del sector

Ante la posibilidad de que la Generalitat centre sus nuevas restricciones para contener el repunte de la pandemia en bares y restaurantes, la hostelería y la restauración catalana se plantea demandar al Govern por “inacción continuada”. En un comunicado conjunto, las asociaciones del sector han advertido de que no podrán asumir un nuevo cierre.

El sector reclama mantener el nivel actual de restricciones y ha cargado contra “la falta de diálogo del Govern” y las declaraciones “imprecisas”. Los hosteleros también lamentan que se haya señalado a su sector cuando la principal fuente de contagios, consideran, es el ámbito privado, y han criticado que “algún conseller” culpabilizara a la hostelería del empeoramiento de los indicadores epidemiológicos a los cuatro días de reabrir.

Endurecimiento de las medidas

Sobre los pasos atrás en la desescalada de medidas para evitar contagios de coronavirus, Aragonès ha reiterado en la entrevista la necesidad de endurecer las medidas: “No vamos bien, no vamos nada bien. Parece que vuelve a haber una escalada”, ha dicho. “Esto quiere decir tomar medidas, deberemos hacer un paso atrás”, ha asegurado.

En esta revisión de las restricciones, el vicepresident ha apuntado a las fiestas navideñas: “Es uno de los elementos que estamos discutiendo”. “La Navidad habitual, la suspenderemos”, ha sentenciado, y aunque ha reconocido que ello comportará “un esfuerzo importante” para la población, ha lanzado una advertencia: “Cuando no cumples las restricciones, le estás trasladando a la gente que más quieres que se pueda contagiar”.