Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El diputado de ERC, Joan Josep Nuet, respondiendo a los medios a su salida del Tribunal Supremo, en Madrid / ÓSCAR CAÑAS - EUROPA PRESS

Nuet recurrirá al Constitucional para suspender su inhabilitación por desobediencia

Su abogado sostiene que "su ánimo nunca fue desobedecer" y que la sentencia "da mucha relevancia" a la admisión a tramite de la ley del referéndum de secesión de Cataluña de 2017

Ricard López
3 min

El diputado de ERC en el Congreso Joan Josep Nuet recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) su condena a ocho meses de inhabilitación por desobediencia al tramitar resoluciones independentistas en la Mesa del Parlament en 2017, y pedirá suspender cautelarmente su condena mientras el tribunal estudia el recurso.

Así lo ha explicado su abogado, Enrique Leiva, en declaraciones a los periodistas, a quienes ha asegurado que tenía esperanzas de lograr una sentencia absolutoria.

El letrado critica que la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que inhabilita a Nuet no detalle más su papel en diferencia a otros miembros de la Mesa. Según ha asegurado, "su ánimo nunca fue el de desobedecer, pero para el tribunal no tiene importancia".

El abogado de Nuet considera que la sentencia "da mucha relevancia" a la admisión a tramite de la ley del referéndum de secesión de Cataluña del 1-O, lo que fue contrario a los autos del Tribunal Constitucional (TC), que requirió a la Mesa para que impidiera cualquier medida relacionada con el mismo.

Esperando la sentencia

Nuet, por su parte, ha señalado que está a la espera de recibir la sentencia. "He leído en los medios de comunicación mi condena por el Tribunal Supremo. No he recibido ninguna... y espero valorarla cuando la conozca", ha escrito en su perfil de Twitter, tras incidir en que "la democracia ganará".

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha inhabilitado al parlamentario por permitir la tramitación del referéndum de secesión de Cataluña del 1-O cuando era secretario tercero de la Mesa del Parlament, a pesar de que el Tribunal Constitucional lo había prohibido al declararlo ilegal. Y, por ello, lo inhabilita para ejercer cualquier cargo público electivo durante ocho meses, además de imponerle una multa de 12.000 euros.

La sentencia del Tribunal Supremo será trasladada a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, que deberá informar a la Junta Electoral Central (JEC) para su aplicación, ya que es este órgano el que expide las credenciales a los diputados.