Menú Buscar
Mural realizado ayer por los vecinos de Terrassa (Barcelona) en apoyo a la niña de 10 años presuntamente agredida por una bandera. Cuándo llegará la democracia a Cataluña / TWITTER

Muro de silencio en torno a la niña agredida de Terrassa

El círculo próximo a la menor insiste en la veracidad de la denuncia; Govern, Ayuntamiento y sindicatos de maestros se conjuran para descafeinar el caso

21.06.2019 00:00 h.
6 min

Conspiración de silencio en torno a la presunta agresión a una niña de 10 años en un colegio de Terrassa (Barcelona) por dibujar una bandera española. El entorno de la menor insiste en la veracidad de los dos elementos documentales que sostienen su denuncia: el parte médico y la queja formal interpuesta ante los Mossos d'Esquadra. Contrasta su versión con el ahínco para descafeinar el caso que muestran el Gobierno catalán, el Ayuntamiento de Terrassa y los sindicatos de maestros.

Personas del círculo próximo a la estudiante de la escuela Font de l'Alba insistieron ayer en conversación con este medio que "los hechos ocurrieron, lo que está abierto a discusión es el grado de violencia que hubo". Hicieron hincapié en la teoría del "altercado entre niña y maestra porque la primera estampó una enseña nacional en un mural de dibujo libre que hacía las veces de trabajo de final de curso". Agregaron los mismos vecinos, que prefirieron no revelar su nombre, que "el caso tiene sustancia, aunque es evidente que cada uno le dará la interpretación que quiera". A renglón seguido, manifestaron su desazón por el "doble rasero" del Ayuntamiento de Terrassa. ¿A qué se refieren?

"En otras agresiones, la condena es inmediata"

Citan, por ejemplo, una agresión con motivación racista y machista que sufrió una miembro de la Asociación de Vecinos de Torre-sana en 2017. "Es evidente que en casos de agresiones por motivo de odio o vulneración de derechos el consistorio tiene que reaccionar de inmediato. Y lo hace. Se condenan y, si es necesario, se reúne la junta de portavoces. Dicho lo cual, ¿por qué no ha pasado lo mismo con la niña supuestamente agredida en Font de l'Alba? En el resto de agresiones tampoco hay sentencias. Son casos que están denunciados, como el que nos ocupa, o sub iudice", recuerdan.

bandera nina terrassa
Puerta del colegio Font de l'Alba de Terrassa con dibujos con la bandera española / CG

"La única explicación que encontramos --señalan-- es que el motivo del supuesto zarandeo de la maestra fuera el dibujo de una bandera española. Ello provoca anticuerpos a muchos partidos. Es evidente que hay que aclarar los hechos. Es necesaria una investigación y respetar la presunción de inocencia y el derecho a la imagen de todo el mundo. Pero en agresiones de otro tipo, la condena y el apoyo a la víctima son inmediatos. Aquí, no. Hemos visto incluso amenazas a la madre".

Ustec: "Linchamiento de la profesora"

Una opinión radicalmente distinta aporta Ustec. El sindicato mayoritario en la enseñanza pública catalana recuerda que "se debe respetar la presunción de inocencia de la maestra, a quien se ha linchado mediáticamente y en las redes sociales. Se ha ocasionado un menoscabo tremendo en su imagen". Ramon Font, portavoz nacional de la agrupación, conminó al Departamento catalán de Enseñanza a "actuar, judicialmente si es preciso, para defender a una funcionaria de carrera con años de experiencia que ha sido vilipendiada y señalada".

Colegio público Font de l'Alba de Terrassa / Google Maps

En opinión de la representación de la parte social, el presunto ataque a la menor "merece poca credibilidad", pues una profesional con años de experiencia "puede gestionar situaciones como la descrita" por los padres. Independientemente de los hechos, Ustec cree que éstos "se han utilizado políticamente para desgastar a la comunidad educativa catalana". "Se ha intimidado y amenazado al profesorado con fines meramente políticos", ha apostillado Font.

Activista

M., la docente, ha recibido también el apoyo de activistas y medios independentistas, que han denunciado el "linchamiento" de la profesora. La profesional ha cerrado sus redes sociales, pero no ha podido evitar que algunos internautas rescataran fotografías y preferencias privadas. Lo factual es que la funcionaria es del entorno soberanista de Terrassa, que se articula en torno a Òmnium Cultural o Minyons de Terrassa, la colla castellera de la tercera ciudad catalana en número de población.

En sus redes sociales, la investigada --por los Servicios Territoriales de Enseñanza-- de presunta agresión aparece incluso en el círculo del exconsejero catalán de Cultura Lluís Puig Gordi, ahora huido a Bélgica tras organizar y acometer el procés. Gordi encabezó la candidatura de Junts per Catalunya (JxCat) en Terrassa en las elecciones municipales del 26 de mayo. La profesora participó en la cadena humana de 2013 y una fotografía en sus redes así lo atestigua. Sea cual fuera su ideología, una doble investigación --policial y administrativa-- tratará de esclarecer cuál fue su reacción con una niña que pintó una bandera española. Y si ésta fue proporcionada.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información