Menú Buscar
Un mitin de Vox / EUROPA PRESS

Los problemas de Vox para encontrar local en Barcelona la noche electoral

Los hoteleros rechazan alquilar sus espacios a la formación de extrema derecha por miedo a altercados

09.11.2019 00:00 h.
3 min

Vox todavía no tiene dónde celebrar la noche electoral en Barcelona. A pesar de sus contactos con varios hoteles de la capital catalana para alquilar alguna de sus salas para el seguimiento de la jornada de votación, y posterior recuento, la formación de extrema derecha no ha podido cerrar ningún acuerdo hasta el momento por el temor de los establecimientos a posibles altercados.

El partido que lidera Santiago Abascal ha intentado, durante la tarde del viernes, un acuerdo con la cadena Hilton para que sus simpatizantes puedan seguir el recuento desde una sala del edificio en la Avenida Diagonal, 589-591, pero hasta el momento no hay confirmación de que ésta vaya a ser la sede del partido durante la noche del 10-N.

Boicot en Sant Martí 

El rechazo a alquilar un espacio al partido de extrema derecha se produce después de que un centenar de CDR intentasen reventar uno de sus mítines en la capital catalana. La protesta se produjo el 6 de noviembre en el centro cívico de Sant Martí.

Un lugar que el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, tuvo que abandonar entre un gran despliegue de Mossos d'Esquadra por la presencia de manifestantes, escoltado, y al grito de "fuera fascistas de nuestros barrios". Los allí concentrados también increparon a los cerca de 300 asistentes al acto político.

Esa misma mañana, el centro cívico amaneció con pintadas de "Vox Mata", "Fuera Vox del barrio", "No al fascismo" y "Vecina, despierta, Franco está de vuelta". Unos incidentes que los hoteleros quieren evitar durante la jornada del domingo, y por ello se niegan a ceder un espacio al partido. 

Veto a periodistas

Un situación que se produce en plena polémica por el veto de Vox a los periodistas del Grupo Prisa para informar de sus mítines. Aunque la Junta Electoral Central (JEC) le ha prohibido esta decisión porque no puede "discriminar al medio solicitante, en relación con el resto de medios impidiéndole el acceso a sus actos de naturaleza electoral", el partido recurrió ayer por la tarde.

El argumento es que no dispone de espacio suficiente en su sede para acoger a más comunicadores, y que los que están acreditados ya garantizan la pluralidad informativa. Mientras tanto, en Barcelona, continúa sin un espacio para seguir la noche electoral.