Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kezia Dugdale, líder del laborismo escocés que se opone a un nuevo referéndum

Los nacionalistas escoceses se quedan solos al reclamar otro referéndum

La oposición en bloque sale al paso de la intención de la ministra principal, Nicola Sturgeon, de aprovechar el 'Brexit' para forzar otra consulta

5 min

Los líderes en Escocia del Partido Laborista, del Partido Conservador y del Partido Liberaldemócrata han expresado su rechazo a un nuevo referéndum de independencia para Escocia después de que la ministra principal, Nicola Sturgeon, anunciara su intención de convocarlo.

La líder laborista escocesa, Kezia Dugdale, ha afirmado en declaraciones a la BBC que se siente "enfadada y decepcionada" por el anuncio de Sturgeon y ha advertido de que la independencia provocaría unos "turborrecortes" en el gasto público.

Falsa esperanza

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Sturgeon "ofrece una falsa esperanza a las comunidades más pobres de este país y por eso otra vez depende del Partido Laborista la construcción de una alternativa en defensa de los servicios públicos y en defensa de la permanencia en Reino Unido", según Dugdale.

Por su parte, la líder del Partido Conservador en Escocia, Ruth Daividson, ha denunciado la "irresponsabilidad" de Sturgeon, que "renuncia a ser la ministra principal del conjunto de Escocia".

"La gente ha expresado una y otra vez que no quieren volver a la división de un segundo referéndum (...) Nicola Sturgeon prometió en 2014 que solo habría un referéndum en esta generación y hoy ignora a la mayoría de Escocia, que no quiere un referéndum, y se entrega de lleno a la división y la incertidumbre", ha denunciado Davidson.

Perjudica a todos

Por último, el diputado liberaldemócrata escocés Alistair Carmichael ha insistido en el argumento de la incertidumbre. "Todos nosotros, sin importar de qué parte de Reino Unido seamos, afrontamos una enorme incertidumbre como consecuencia de lo que se votó en junio (a favor de la salida de la UE). Esta es una de las pocas cosas que pueden imaginarse para empeorarlo", ha afirmado.

"Esto es algo que la gente de Escocia no quiere. No lo necesitan y no debería estar ocurriendo (...) No se trata del Brexit, sino de la obsesión del SNP por sacar a Escocia de Reino Unido, de romper Reino Unido", ha apostillado.

El 18 de septiembre de 2014 los residentes en Escocia votaron por 55 a 45 por ciento a favor de la permanencia en Reino Unido, pero desde entonces el SNP de Sturgeon ha logrado una rotunda victoria en las elecciones al Parlamento de Londres y mantiene un gobierno estable y con mayoría absoluta en Edimburgo.

Ahora, en Irlanda

Por su parte, el partido nacionalista irlandés Sinn Féin ha defendido este lunes la "urgencia" de la celebración de un referéndum para la reunificación de Irlanda ante la inminencia de la puesta en marcha del proceso de salida de Reino Unido --Irlanda del Norte incluido-- de la UE.

"Todo esto incrementa la urgencia de un referéndum sobre la unidad irlandesa como el que contempla el Acuerdo del Viernes Santo y el Sinn Féin quiere que esto ocurra lo antes posible", ha afirmado la líder del Sinn Féin en Irlanda del Norte, Michelle O'Neill, en un comunicado oficial del partido.

O'Neill ha recordado que "los conservadores británicos están a punto de activar el Artículo 50 (del Tratado de Lisboa) para sacar al Norte de la UE en contra de la voluntad de la gente", en referencia al rechazo que tuvo en la región el referéndum de salida de la UE celebrado en junio de 2016.

Para O'Neill, el Brexit supone un "importante perjuicio" para los Acuerdos del Viernes Santo firmados en 1998 y que supusieron el fin a décadas de conflicto armado entre las fuerzas británicas y el grupo armado Ejército Republicano Irlandés (IRA).

 

Destacadas en Política