Menú Buscar
Presentación del nuevo partido Izquierda en Positivo en Barcelona, presidido por Paco Frutos / CG

Izquierda en Positivo nace para combatir el nacionalismo y la inmersión “sin complejos”

El nuevo partido, que reivindica la igualdad de clase frente al supremacismo identitario, confiesa su decepción con Podemos y los sindicatos que apoyan el soberanismo

08.10.2018 19:54 h.
5 min

“Basta de ir a votar tapándose la nariz. Basta de orfandad”. Izquierda en Positivo se ha constituido en partido para reivindicar el internacionalismo y la igualdad de clase frente el supremacismo identitario. La nueva formación, que se ha presentado hoy en Barcelona en un acto celebrado en la Casa Golferichs, nace a partir de diversas asociaciones con un objetivo común: combatir un nacionalismo, que siempre es de derechas, con los valores clásicos de la izquierda.

Pedro Mercado, uno de los promotores, ha explicado, a través de un vídeo, que “Izquierda en positivo nace con vocación de transformación política a nivel de toda España. Proponemos internacionalismo, dignidad e igualdad de clase, principios que no se deberían haber perdido, frente al supremacismo identitario”.

Mercado ha lamentado que la existencia de “una clase trabajadora desconectada que no se siente representada, pero encuentran refugio en los partidos de derecha o extrema derecha”. Por eso, apuesta por una “izquierda desacomplejada, nítida. Hay que aprovechar la exumación de Franco para exumar también la idea de España que el dictador se llevó a la tumba”.

En este sentido, la formación quiere "derrotar el falso patriotismo de la derecha liberal. Este partido no  piensa en pequeño, no es muleta de nadie, en alusión a la posible estrategia de pactos con otras formaciones de izquierdas".

Corruptelas y derecho a decidir

Especialmente crítica con las “corruptelas” y los recortes sociales ha sido Pilar González Pin, quien ha asegurado que Cataluña sufre las peores listas de espera de España y que la inmersión lingüística no ha servido para evitar las desigualdades sociales o el fracaso social. “Solo ha servido para que niños castellanohablanes sientan su propia lengua como de segunda categoría”, ha dicho. También ha cuestionado el concepto de derecho a decidir que plantean los soberanistas, mientras se impide ejercer el multireferéndum.

González Pin asegura que la nueva izquierda liderada por Pablo Iglesias, Ada Colau o Alberto Garzón “nos ha decepcionado” y les ha acusado de favorecer, con sus complejos, el voto de la derecha.

El apoyo de SCC

Ha intervenido el presidente de Sociedad Civil Catalana, José Rosiñol, quien le ha expresado su apoyo. El exdirigente de CCOO, Manuel Gómez Acosta, cree que los sindicatos ha huido de hablar con los trabajadores y ha sido cómplice del nacionalismo, el “gran enemigo de los trabajadores”. Ha advertido de que “cuando un sindicato de clase secunda una huelga de país es que ha perdido su razón de ser”.

Gorka Maneiro, dirigente de Plataforma Ahora, ha expresado su respaldo al nuevo partido de izquierdas “para defender la igualdad de todos los españoles frente al nacionalismo. Es mejor vivir juntos que separados. Hay millones de personas que apoyan esa izquierda”.

"Complaciencia con la burguesía catalana"

Lluís Torrents, de Entesa Feferalista, ha asegurado que la sociedad necesita un partido como éste que defienda un “federalismo social” porque “los nacionalismos son de derechas”. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha mandado un saludo.

El partido cuenta también con el apoyo de veteranos de la izquierda como Carlos Jiménez Villarejo, exfiscal anticorrupción, quien ha tildado de “cobarde y traicionera” a los actuales partidos de la izquierda, que según afirma, ha renunciado a defender los intereses sociales y de los trabajadores de todo el mundo. Villarejo ha arremetido contra la "complaciencia de la izquierda con la burguesía catalana", la pobreza infantil, que se ha triplicado durante el llamado procés, y la desigualdad fiscal. "Mientras existan paraísos fiscales no es posible avanzar en una mejor distribución de la riqueza".

Ha concluido el acto el histórico Paco Frutos, exdirigente de IUquien ha asegurado que "en Cataluña estamos en una farsa permanente que se puede convertir en tragedia. Por eso, la izquierda debe estar alerta. Cuando en una familia dejas de hablar de un tema para evitar problemas, es una tragedia humana, aunque no haya tiros".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información