Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Estación depuradora de aguas residuales en Sabadell / CG

Nace Biotop, una iniciativa para transformar Sabadell en una ciudad más verde y justa

El ayuntamiento y Aigües Sabadell firman un acuerdo que sitúa el ciclo urbano del agua en el centro de la recuperación y la transición ecológica

3 min

El consejo de administración de Aigües Sabadell, presidido por Enrique Blasco y por la alcaldesa de la ciudad, Marta Farrés, ha aprobado este viernes Biotop, una propuesta para transformar la capital vallesana en un municipio más verde y justo.

El objetivo de este proyecto, desarrollado durante 2020 y presentado a la Agencia Catalana del Agua, es el de fomentar la economía circular y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, poniendo el ciclo urbano del agua en el centro de la recuperación y la transición ecológica. La iniciativa incluye la reforma de dos depuradoras de la ciudad y otras instalaciones hidráulicas.

Recuperación económica sostenible

Ayuntamiento y compañía han trabajado conjuntamente para definir 10 iniciativas y 28 proyectos estructurados en tres ejes principales: regeneración, sostenibilidad y ciudad verde; tarifa social, talento verde y creación de empleo; y eficiencia digital.

Destacan proyectos relacionados con la eficiencia energética y la revalorización de residuos, así como con la movilidad sostenible, el fomento de nuevos empleos “verdes” y la digitalización del ciclo del agua. En su totalidad, estas iniciativas suponen una inversión de unos 120 millones.

Fondos europeos

Biotop es un ejemplo pionero de aplicación de las directivas del marco europeo del agua y de economía circular. Por ello, es una de las propuestas dentro de los proyectos que optan a los fondos Next Generation.

Estos fondos subvencionan aquellas acciones que permiten a los países de la Unión Europea recuperarse de la crisis del coronavirus, así como de la crisis económica y la climática.

Beneficios para Sabadell

Biotop aportará grandes beneficios para la ciudad, entre los que destacan: evitar 10.895 toneladas de CO2 y recuperar tres hectómetros cúbicos de agua potable al año, así como reducir un 80% de residuos propios.

Además, traerá consigo la creación de nuevos empleos, la constitución de tarifas sociales y sostenibles y la recuperación de espacios verdes para la ciudad, entre otros.