Menú Buscar
Cartel de 'Municipi de la República catalana' colocado junto al rótulo de Sabadell / CDR Sabadell

La otra Cataluña: la 'república fantasma' que impulsan algunos ayuntamientos

Carteles con la leyenda "Municipi de la República catalana" inundan la geografía local con el apoyo o la permisividad de consistorios en manos de independentistas ante la pasividad del Gobierno

8 min

En los últimos meses, el independentismo catalán se ha adueñado del espacio público inundando calles y playas con su simbología. Pero las cruces y los lazos amarillos no han sido los únicos emblemas de esa polémica apropiación indebida.

Decenas de ayuntamientos repartidos por toda la comunidad han colocado --o han permitido-- carteles en la vía pública en los que definen al municipio como integrante de un inexistente Estado catalán independiente, unos letreros situados a la entrada de la población junto al rótulo oficial con el nombre de la misma.

‘Municipi de la República catalana’

Se trata de rótulos de cartón o metálicos con el texto “Municipi de la República catalana” ubicados justo debajo de la señal viaria oficial con el nombre de la población.

En buena parte de los casos se han fijado pegatinas sobre otros carteles previamente instalados con la leyenda “Municipi adherit a l’Associació de Municipis per la Independència”, una entidad privada que agrupa a 786 de los 947 municipios de Cataluña.

Un centenar de localidades

Los letreros se han colocado alrededor de un centenar de localidades. Las más pobladas son los municipios de Sabadell (con alcalde de la CUP), Tarragona (PSC), Reus (PDeCAT) y Sant Cugat (PDeCAT).

Otras poblaciones destacadas en las que también se han colocado los rótulos son Figueres (PDeCAT), Cambrils (PDeCAT), Premià de Mar (PDeCAT), Calella (PDeCAT), Pineda de Mar (PSC), Masnou (ERC), Manlleu (ERC), Castell-Platja d'Aro (PDeCAT), Torroella de Montgrí (ERC), Malgrat de Mar (PDeCAT-ERC-CUP), Alella (ERC), Sant Andreu de Llavaneres (ERC), Tiana (PSC), Llagostera (PDeCAT), Palamós (ERC), Riudoms (PDeCAT), Berga (CUP), Canet de Mar (ERC), Premià de Dalt (PDeCAT), Solsona (ERC), Cardona (ERC), Teià (ERC), Santa Susanna (agrupación local), Alcarràs (ERC), Cercs (PDeCAT) y Òrrius (ERC).

Calles de Barcelona

La ciudad de Barcelona también ha sufrido el asalto del espacio público por parte de los activistas independentistas.

En algunos de los rótulos identificativos de los nombres de las calles se ha añadido la inscripción “República catalana” impunemente.

barcelona republica catalana

Comités de defensa de la república

La Associació de Municipis per la Independència (AMI) asegura que la colocación de estos carteles no es una iniciativa suya, ni tampoco de los ayuntamientos adscritos a la organización.

La instalación de estos rótulos, que se ha intensificado desde las dos declaraciones unilaterales de independencia (del 10 y del 27 de octubre de 2017), ha sido reivindicada por los autodenominados comités de defensa de la república (CDR), unas entidades locales informales constituidas por activistas nacionalistas.

Vulneración del principio de neutralidad

A pesar de que en la mayoría de los casos los ayuntamientos no son los responsables de la colocación de los letreros, sí que han permitido que sigan colocados, haciendo caso omiso de las denuncias recibidas o, incluso, como en el caso de Alcarràs (ERC), volviéndolos a instalar tras ser retirados anónimamente.

Expertos jurídicos consultados por Crónica Global han señalado que estos rótulos son ilegales porque vulneran el principio de neutralidad que deben cumplir las administraciones públicas. De hecho, en los últimos años el Tribunal Supremo ha dictado diversas sentencias condenando la exhibición de esteladas en los ayuntamientos por ese motivo.

Inacción del Gobierno

Sin embargo, la Delegación del Gobierno en Cataluña no ha actuado para corregir esta situación. Sí lo ha hecho en el caso de exhibición de esteladas, de la ausencia de banderas de España y de la adhesión de los ayuntamientos a la AMI, logrando sentencias condenatorias para los consistorios implicados.

La Delegación del Gobierno argumenta falta de medios para cubrir todos los frentes abiertos como justificación por su inacción en este campo, a pesar de que los representantes locales de las formaciones no nacionalistas (principalmente Cs, pero también el PSC y el PP) y de entidades constitucionalistas (como SCC) han denunciado estas situaciones de ilegalidad.

Ciudadanos anónimos retiran los carteles

Lo cierto es que, ante la pasividad del Gobierno, algunos ciudadanos se han tomado la justicia por su mano y han decidido pasar a la acción.

Así, son frecuentes los vídeos en internet en los que activistas constitucionalistas aparecen retirando los carteles de “Municipi de la República catalana”. Unas batidas que acostumbran a incluir la retirada de los lazos y símbolos amarillos --como muestra de apoyo a los independentistas en prisión por su participación en el intento de secesión unilateral-- que inundan el espacio público en un buen número de localidades catalanas.

Riesgo de enfrentamiento civil

De momento, las acciones de esta suerte de comandos anti-CDRs no han supuesto choques graves pero sí han generado momentos de tensión entre ciudadanos partidarios y contrarios a la secesión de Cataluña.

Sin embargo, los analistas políticos consultados por este medio alertan de que los enfrentamientos podrían agravarse si la Administración no es capaz de garantizar su neutralidad y la del espacio público.