Menú Buscar
Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Barcelona / AJ. BCN

Las multas de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona comenzarán el 15 de septiembre

Los conductores que infrinjan la normativa de circulación entre julio y agosto recibirán una notificación de aviso por correo ordinario

4 min

Barcelona comenzará a poner multas por infringir las medidas de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) el 15 de septiembre. La fecha ha sido desvelada por el vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda, después de que la puesta en marcha de las sanciones tuviera que ser cancelado por el coronavirus. 

Durante los meses previos a la activación del régimen sancionador, en los meses de julio y agosto, los conductores que no cumplan con la normativa serán notificados por ello y alertados de la multa a la que se podrían enfrentar. Para ello, la Administración competente enviará una carta por correo ordinario a la residencia del propietario del vehículo.

Etiqueta contaminante

Los conductores que quieran circular por la ZBE deben llevar visible la etiqueta medioambiental del vehículo, que marca su nivel contaminante. Aquellos que no la lleven o que no cumplan con el nivel de polución establecido como máximo para poder circular por estas áreas de Barcelona y sus alrededores podrán enfrentarse a multas que oscilan entre los 100 y los 1.800 euros, según el tipo de transporte utilizado.

El periodo sancionador se impondrá con cinco meses de retraso. El comienzo de la imposición de estas multas estaba previsto para el 1 de abril, sin embargo, el decreto del estado de alarma --el 14 de marzo-- obligó a posponerlo. Desde entonces, la fecha de su reactivación se encontraba en el aire. 

Ampliación de plazos

Hay varios tipos de vehículos que, por las condiciones económicas que viven aquellos que los poseen, cuentan con un margen mayor para adaptarse a los requisitos de circulación de la ZBE. Es el caso, por ejemplo, de los autónomos con pocos recursos económicos y coches altamente contaminantes, cuyos plazos también se han visto aumentados por el retraso derivado del Covid-19. 

Según se ha comunicado en una rueda de prensa, los trabajadores que usen su coche o moto para trabajar y con rentas bajas tendrán hasta el 1 de abril para adaptarse a la normativa, un balón de oxígeno de tres meses respecto a la fecha inicial. Además, el umbral de quienes podían acogerse a esta moratoria se amplía a aquellos que tengan ingresos iguales o inferiores a 2 veces el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples).

Moratoria para vehículos grandes

Para las furgonetas también se amplía la moratoria tres meses, hasta el 1 de abril de 2021 --como para los autónomos de rentas bajas--, mientras que para los vehículos pesados, camiones y autocares pequeños se alargará seis, hasta el 1 de julio de 2021. 

En el caso de autobuses y autocares de transporte colectivo, se prolongará 12 meses hasta el 1 de enero de 2022.