Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un cartel informador de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en una de las rondas de Barcelona / ZBE

Barcelona multa cada día a 600 coches por contaminar

El ayuntamiento sanciona a 10.761 vehículos viejos en apenas 18 días de aplicación del régimen sancionador de la Zona de Bajas Emisiones

2 min

10.761 multas en 18 días laborables, o 600 cada día. El Ayuntamiento de Barcelona detecta y sanciona cada jornada a seis centenares de coches contaminantes, según los primeros datos que da a conocer el consistorio tras la entrada en vigor del régimen sancionador de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE).

Lo ha avanzado hoy el concejal de Transición Ecológica y Emergencia Climática, Eloi Badia, quien ha aportado la cifra. Según Badia, desde la puesta en marcha de las multas por contaminar el 15 de septiembre se han reducido 550.000 desplazamientos de vehículos contaminantes en la Ciudad Condal, un tercio del total. El edil ha agregado que los coches sin distintivo de la Dirección General de Tráfico (DGT) son ahora un 3%, cuando antes eran uno de cada cinco (20%).

Vehículos sin etiqueta ambiental, a mínimos

El polémico electo ha precisado que los turismos (M1) y motocicletas (L9) que circulan sin distintivo ambiental por la capital catalana son ahora un 1,1%.

Por su parte, las furgonetas de reparto (N1), vehículos pesados, camiones y autocares pequeños, que gozan de una moratoria hasta enero de 2022, copan el 1,5% y el 2% del total del parque circulante.

Recurso ante el TSJC

La percepción positiva de la entrada en vigor de las multas de la ordenanza de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) no la comparte todo el mundo. La Plataforma de Afectados por las Restricciones Circulatorias (Parc), representada por el abogado David Neila, entró un recurso al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en septiembre en el que pedía dejar la norma en suspenso.

Los conductores alegan desproporción, el impacto económico --de unos 40 millones de euros solo en impuestos-- y sobre el bolsillo de los contribuyentes y la falta de fundamento de los supuestos beneficios del área, que cubre unos 90 kilómetros de Barcelona y su área de influencia.