Menú Buscar
Fractura de la sociedad catalana: lazos amarillos en la Ciutadella de Barcelona, origen del puñetazo a una mujer ayer / CG

Operación 'indepe' para rebajar el puñetazo a una mujer en Barcelona

El secesionismo tilda de 'fake news' la información, comparte montajes espurios del ataque y subraya que la agresión "no fue política"

6 min

Operación independentista para rebajar la importancia del puñetazo en la cara que recibió ayer sábado, 24 de agosto, una mujer en Barcelona por causa de unos lazos amarillos. El secesionismo ha tomado las redes sociales para quitar hierro a la agresión, alegando que se trata de fake news o información falsa --pese a la denuncia del marido de la atacada--, amparándose en el uso de montajes espurios por parte de algunas portales on line y subrayando que la paliza "no tuvo origen político".

Cuando aún se investigan las causas del suceso, que ocurrió cerca del Parque de la Ciutadella, el independentismo, desde usuarios de Twitter hasta medios como El Nacional, pasando por cargos que cobran del erario público como Joan María Piqué, jefe internacional de prensa del presidente catalán Quim Torra, han tildado los hechos de "mentira" o "invención". "Mentiras, grandes mentiras y tuits de Ciudadanos", ha tuiteado este último, pese a que las circunstancias del puñetazo aún están por esclarecer.

Más preocupante, la diputada en el Parlamento catalán Aurora Madaula (JxCAT), a la sazón pareja de Agustí Colomines, exdirector de la Escuela de Administración Pública de Cataluña (EAPC), tampoco ha esperado a que se esclarezca toda la agresión y ha opinado que "la estrategia de Ciudadanos no es otra que hacer creer que en Cataluña hay violencia. Ellos pintan, arrancan lazos y demás con la intención de que los detengan. En Cataluña los únicos perseguidos por sus ideas somos los independentistas".

"Mentiras"

Pese a que el marido de la agredida aseguró que el móvil del ataque fue político, el independentismo se ha apoyado en una información de La Vanguardia para sostener lo contrario. Lo ha hecho, por ejemplo, el consejero catalán de Enseñanza, Josep Bargalló (ERC), quien ha manifestado que "el nivel de falsedades e injurias que hacen circular los de Ciudadanos y sus medios afines llega ya a niveles insospechados. ¿Hasta cuándo los continuarán financiando los del Ibex? Se acabarán autodestruyendo".

A su vez, exconsejero catalán de Justicia, Carles Mundó, ha indicado que "una vez más, la mentira como argumento. Estaría bien que Ciudadanos y el PP condenaran la agresión racista a una ciudadana de nacionalidad rusa en Barcelona". 

Otro de los que se sumó a la versión de que el puñetazo a la mujer en Barcelona no tuvo móvil político como origen fue Gabriel Rufián, portavoz adjunto de ERC en el Congreso de Diputados. "En los 90 con Ricky Martin, un armario y un bote de mermelada ya teníamos para un montón de fake news. Y no hacía falta ser tan miserable", tuiteó el cargo electo. Otros muchos internautas e incluso influencers de la comunidad tuitera independentista, como Eduard Voltas, editor de Time Out, o Toni Soler, fundador de la productora Minoria Absoluta, también abonaron esta hipótesis, citando las fotografías falsas que usaron algunos medios para ilustrar la agresión.

"Los medios se aprovechan"

Más duros han sido incluso algunos medios como El Nacional, el diario digital fundado por José Antich, exdirector de La Vanguardia. El diario ha asegurado que "la prensa española exprime una agresión a una mujer que arrancaba lazos amarillos" y también ha destacado el uso de fotografías falsas en dos artículos distintos.

Otros independentistas, más comedidos, sí han condenado el brutal ataque a una mujer cerca de la Ciutadella. Es el caso de Jaume Clotet, director de comunicación del Gobierno catalán, que ha emplazado a "ahorarrse la demagogia y victimismo unionista y condenar la agresión del mismo modo que condenamos todos los ataques sin excepción".