Menú Buscar
La consejera de Justicia, Ester Capella, ha defendido un decreto sobre vivienda rechazado por el Parlament / EFE

Mossos y asociaciones judiciales temen 'consellers' politizados

Los agentes policiales y la magistratura dudan del perfil técnico y profesional de los futuribles Buch, en Interior, y Capella en Justicia

12.05.2018 23:46 h.
3 min

Unos consellers nombrados por su adscripción ideológica y por su activismo y no por sus méritos profesionales o por cualificación técnica. Así lo resumen y coinciden tanto los sindicatos de Mossos d'Esquadra consultados como las asociaciones judiciales cuando se le han preguntado sobre su parecer al respecto del eventual nombramiento de Ester Capella como consejera de Justicia y del Miquel Buch como conseller de Interior.

Sin confianza en los políticos

Un portavoz sindical de la policía autonómica ha insistido en que “entre la plantilla no existe demasiada confianza en la capacidad técnica y profesional” de un hombre como Buch, exalcalde de Premià, conocido activista independentista pero sin conocimiento directo de la institución de los Mossos d´Esquadra.

“Nosotros necesitamos a un jefe político que nos vuelva a poner en valor, en nuestro sitio. Que vuelva a restablecer la confianza del ciudadano en su policía y, en este sentido, dudamos mucho de que el perfil de Miquel Buch sea el adecuado”.  Los sindicatos policiales no tiene demasiada confianza en el liderazgo del exmunícipe de Premià y ,“en realidad, en cualquiera que nos impongan en estas circunstancias donde parece que lo que prima es la lealtad ideológica a la profesionalidad y el talento en materia de seguridad pública”.

Jueces escépticos

Discurso parecido es el que hacen los jueces y magistrados que no acaban de ver o entender los méritos que habría acumulado la diputada Ester Capella, conocida abogada de Barcelona, para ostentar la máxima responsabilidad al frente de la Consejería de justicia.

Conviene recordar que Carles Mundó, exconseller del ramo, fue uno de los que ingresaron en la cárcel por su apoyo al referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre de 2017. Mundó ha renunciado a la reelección. “Un portavoz de Jueces para la Democracia se queja de la manifiesta politización de los cargos vinculados a la justicia y de la falta de sensibilidad de los partidos con responsabilidad de gobierno ante los verdaderos problemas que padecen los ciudadanos que se enfrentan los tribunales”, ha remachado una fuente judicial.