Menú Buscar
Agentes de la unidad antidisturbios de los Mossos d'Esquadra (BRIMO) durante el desalojo de la casa 'okupa' Armadillo en Gràcia / TWITTER

Los Mossos desalojan otra casa 'okupa' en Gràcia

El inmueble, donde vivían una treintena de personas desde hace más de cinco años, pertenecía al BBVA y fue vendido a un fondo de inversión

20.02.2019 11:28 h.
3 min

Los Mossos d'Esquadra han desalojado en la madrugada de este miércoles el edificio okupa conocido como 'Armadillo', ubicado en el barrio barcelonés de Gràcia. La policía catalana ha informado que se trata de un requerimiento judicial del Juzgado 27 de Barcelona, que se ha ejecutado "con normalidad".

El inmueble, ubicado en el número 16 de la calle Sant Salvador, pertenecía al BBVA y fue vendido al fondo de inversión Cerberus. Según los okupas, en el edificio vivían una treintena de personas, entre ellas cinco menores, y denuncian que les han dejado en la calle "sin solución habitacional". Además, el colectivo asegura que hicieron una propuesta para que las familias permanecieran en el inmueble bajo el pago de un alquiler social, oferta que, según ellos, fue rechazada por la propiedad. 

Desalojos en Gràcia

La finca, ocupada desde hace más de cinco años, forma parte de una extensa red de casas okupas ubicadas en Gràcia, uno de los barrios donde este movimiento antisistema goza de mayor fuerza. En los últimos meses este colectivo ha sufrido diversos desalojos, lo que ha mermado su presencia en la ciudad.

El pasado mes de octubre, los Mossos d'Esquadra desalojaron la casa okupa Ca La Trava, ubicada en Travessera de Gràcia, lo que provocó algunos disturbios en el barrio durante los días posteriores. La semana pasada, la policía catalana también desalojó a los vecinos que custodiaban las casas de la calle Encarnació, que el Ayuntamiento de Barcelona se había comprometido a expropiar. 

El concejal del distrito de Gràcia, Eloi Badia, ha realizado diversos guiños al colectivo antisistema, aunque hasta el momento no ha logrado finalizar con éxito la mediación entre propietarios y okupas, como en este último caso del Armadillo. El edil se ha limitado a denunciar en un tuit que "delante de estas situaciones no dejaremos de denunciar las leyes que favorecen el aterrizaje de buitres y los desalojos con fecha abierta". 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información